Daphnia 33: ISTAS y CC.OO. trabajan para eliminar el riesgo químico en el sector de limpieza

ISTAS y CC.OO. trabajan para eliminar el riesgo químico en el sector de limpieza

Durante el año 2003, el ISTAS y la Secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente de CC.OO. Aragón han desarrollado una experiencia de formación y capacitación de delegadas de prevención de empresas de limpieza de Zaragoza. El objetivo del programa era facilitar la intervención en la prevención de riesgos ocasionados por sustancias químicas y la aplicación de los conocimientos prácticos adquiridos durante el curso para incidir en la mejora de la salud y seguridad en sus puestos de trabajo. Se trataba además de desarrollar una labor de sensibilización e información sobre los riesgos para la salud y el medio ambiente derivados de la utilización de sustancias químicas.“Las delegadas utilizaron los datos y experiencias de sus empresas para analizar los riesgos sobre la salud y el medio ambiente que podían ocasionar los productos de limpieza que utilizaban”.

Se han realizado seis sesiones de trabajo, en las que participaron conjuntamente las delegadas de todas las empresas y una sesión de asesoramiento o tutoría personalizado. Cada delegada ha desarrollado iniciativas en su propia empresa. A partir de una breve exposición inicial de los monitores, las delegadas utilizaron los datos y experiencias de sus empresas para analizar los riesgos sobre la salud y el medio ambiente que podían ocasionar los productos de limpieza que utilizaban. El trabajo en grupo permitió a las delegadas conocer las prácticas y experiencias en otras empresas aportadas por las otras participantes o los monitores. Con esta información plantearon la mejor alternativa para su caso particular y las posibilidades de intervención.

RESULTADOS

Se partió de una situación en la que la empresa no había dado información a los trabajadores sobre el riesgo de los productos que usaban, a pesar de que manipulaban sustancias cancerígenas, neurotóxicos y disruptores endocrinos, entre otros; sustancias, por otro lado, habituales en el sector de la limpieza.

Las delegadas han aprendido a solicitar la información sobre riesgos de sustancias peligrosas a la empresa, han conseguido las etiquetas y fichas de datos de seguridad de los productos que usan y han aprendido a analizarla. Conocen los riesgos sobre la salud y el medio ambiente de los productos que utilizan.

Han presentado a sus empresas propuestas de sustitución de los productos más peligrosos, incluyendo alternativas de menor riesgo.

Conocen mejor la normativa sobre prevención de riesgos laborales, así como los derechos y las herramientas que ésta les confiere para prevenir los riesgos sobre la salud ocasionadas por el uso de sustancias peligrosas.

Tienen una mejor información y formación sobre procesos y productos de limpieza y sus riesgos sobre la salud y el medio ambiente y buenas prácticas.

Por último, a partir de la información y experiencia recabada en este programa, ISTAS ha editado la «Guía para la eliminación de tóxicos del sector limpiezas».

La experiencia ha sido galardonada por la Agencia Europea de Salud Laboral dentro de las actividades desarrolladas durante la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2003.

El objetivo de esta iniciativa de la Agencia es apoyar la divulgación de información de buenas prácticas sobre riesgos derivados de las sustancias peligrosas y promover la aplicación de «soluciones prácticas» en el lugar de trabajo tanto en los países miembros como en el resto de Europa. Esta ha sido la única experiencia española galardonada. 

El nuevo RD 606/2003, que modifica el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, incluye a los disruptores endocrinos en la lista de contaminantes cuyo vertido requiere autorización.

El vertido al agua de disruptores endocrinos (alquilfenoles) presentes en los tensioactivos no-iónicos de numerosos productos de limpieza es uno de los principales problemas ambientales de las actividades de limpieza. Así, un estudio de la costa mediterránea española publicado por el CSIC en 2002 detectó estas sustancias en un 47% de las muestras de agua y en el 77% de las muestras de sedimentos.

El RD 606/2003 es la primera normativa ambiental que regula los disruptores endocrinos en el Estado español. 

imagen1

imagen2

imagen3

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.