Daphnia 46: Crack petrolero a la vista

Crack petrolero a la vista

El diario Wall Street Journal, templo de la economía convencional, advertía recientemente –siguiendo la estela de la tendencia alcista del precio del crudo desde el año 2002– de un crack petrolero, tomando como fuente la revisión del estado mundial de las reservas de este recurso natural no renovable que la Agencia Internacional de la Energía ha emprendido y que, como muchos sospechan, lleva a la conclusión de que el petróleo abundante, a bajo precio y fácilmente disponible se ha acabado y comienza una era de progresiva carestía del mismo.

Barcelona acogerá los próximos 20 y 21 de octubre la VII Conferencia Anual de la Asociación para el Estudio del Cénit del Petróleo, una oportunidad para reflexionar sobre el cambio hacia otro modelo energético

Esta afirmación ya la hacen, desde hace años, los geólogos que integran la Asociación para el Estudio del Cénit del Petróleo y del Gas (ASPO, en sus siglas en inglés), que usan para sus estimaciones la llamada curva de Hubbert, en honor al geólogo norteamericano que en la década de los cincuenta del pasado siglo advertía, con años de antelación, del techo y posterior declive del petróleo de EEUU desde los años setenta, como así sucedió. A partir del comportamiento en forma de curva de campana del volumen extraído de los yacimientos de petróleo, y tomando en cuenta que el petróleo se formó en determinadas circunstancias geológicas, además de que el conjunto del planeta ha sido prácticamente explorado con técnicas muy sofisticadas, los geólogos de ASPO y otros tantos profesionales del sector han estudiado cómo decenas de países del mundo cada año extraen menos crudo.

El geólogo Chris Skrebowski, tras estudir los megaproyectos petroleros que entrarán en producción en los próximos años, confirma que su volumen de producción no es suficiente para frenar el declive de los grandes yacimientos a partir del año 2011. Y es que, como nos advierte el experto Matthew Simmons, 120 yacimientos, de los miles que existen en el mundo, albergan la mitad de la extracción diaria de crudo y, de entre ellos, 14 bombean el 20%. El problema es que la edad media de estos supergigantes es de 45 años y se encuentran en un estado “maduro” de extracción y próximos al declive en buena parte de los mismos. El estado terminal de esos grandes no está siendo compensado por nuevos descubrimientos. De hecho, desde hace cuatro décadas se descubre cada vez menos volumen de petróleo y desde hace cerca de viente años el mundo consume más crudo del que descubre.

Declive de la producción

imagen1

Probablemente, como dicen los expertos de ASPO, ya hemos pasado el cénit del petróleo convencional, más fácil de extraer y de mayor calidad. También el mundo parece haber pasado el techo de exportación de petróleo por parte de los grandes productores; conforme declinan, los países con reservas tenderán a restringir sus ventas de petróleo al exterior cada vez más, como explica el también geólogo Jeffrey Brown.

Este escenario, que ASPO difunde en forma de curva de declive permanente de producción a partir de los próximos años, tiene enormes implicaciones en todos los ámbitos de nuestra vida y el conjunto de los sectores productivos. Parece seguro que tendremos que adaptarnos a un petróleo cada vez más caro.

De ahí la importancia de la celebración en Barcelona, los próximos 20 y 21 de octubre de 2008, de la VII Conferencia Anual de la Asociación para el Estudio del Cénit del Petróleo, organizada por la delegación en España de ASPO y la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN), que mantiene la importante web informativa www.crisisenergetica.org.

La participación de ISTAS – CCOO en la misma, apoyando su celebración, servirá de acicate para que el conjunto de trabajadores analicen las repercusiones del fenómeno del cénit y declive del petróleo en el futuro socioeconómico y las imprescindibles estrategias para abordar este importante acontecimiento que nos está tocando vivir.

Juan Jesús Bermúdez
jjbermudez@canarias.ccoo.es 

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.