Daphnia 13: Detergentes

Detergentes

El estudio de minimización en el sector de detergentes es uno más de los estudios sectoriales elaborados por EMGRISA, en los cuales se realiza una descripción del proceso, identificándose los principales problemas medioambientales y ofreciendo una relación de medidas de minimización.

El 90% de la producción del sector de detergentes en el Estado Español se encuentra agrupada en 11 empresas, de las cuáles cuatro producen el 80% del total. Las grandes y medianas empresas fabrican tanto productos líquidos como en polvo, y principalmente para uso doméstico. Las pequeñas empresas se dedican en cambio a fabricar detergentes líquidos, casi exclusivamente para usos colectivos e industriales. El detergente para lavado de ropa representa el 70% del consumo total frente al de lavavajillas y limpiadores. Hay un número de 11.012 personas empleadas en el sector, distribuidas en un total de 1.519 empresas. El 90% de las empresas tienen menos de 10 trabajadores/as, porque son fabricantes de lejías, jabones o distribuidores (no objeto de este estudio) para lo cual se requiere muy poca mano de obra. El 73% de las empresas se encuentran localizadas en Cataluña, Andalucía, País Valenciano, Murcia, Canarias, Baleares, Madrid y Galicia. De éstas destacan Cataluña con un 17%, Andalucía con un 14% y el País Valenciano con un 13%.

El proceso de fabricación de detergentes en polvo consta de las siguientes etapas: sulfonación, preparación del slurry, atomización, enfriamiento, tamizado, post-adicción, homogeneizado y envasado. La fabricación de detergentes líquidos tan sólo contempla las etapas de sulfonación, mezcla y envasado. No se considera éste un sector de gran incidencia medioambiental con respecto a la generación de residuos peligrosos, pues desde una perspectiva global contribuyen únicamente en un 3% del total producido en el estado. Por lo general, tanto estos RTPs como las emisiones gaseosas estaban siendo gestionadas adecuadamente (pero con sistemas de final de tubería), mientras que se reconoce que los efluentes líquidos son tratados insuficientemente. A continuación se mencionan algunas medidas que se identificaron como resultado del estudio y que permitirían reducir estos problemas medioambientales en su origen, ahorrando así los inconvenientes medioambientales y económicos asociados a la gestión de estos flujos una vez producidos.

CONCLUSIONES

Teniendo en cuenta la inversión necesaria para la aplicación de estas medidas y los resultados obtenidos, el estudio concluye lo siguiente:

  • Las principales medidas para abordar los problemas de los efluentes líquidos se refiere a la limpieza de los equipos inmediatamente después de su utilización, la creación de un circuito de agua de refrigeración y ampliar el pulmón de recogida de aguas de lavado, con lo que se consigue el 73% de la minimización, utilizando tan solo el 8% de la inversión total.
  • Las medidas principales encaminadas a la minimización de los residuos sólidos se refieren a la reducción del número de bidones de materias primas, a aumentar el reciclado de los materiales sobrantes y etiquetar correctamente los contenedores.
  • Las inversiones de las medidas correctoras representan el 0,4% de la facturación anual, lo que implica un aumento de 1 ptas/Kg de detergente, por lo que se considera que son perfectamente asumibles por el sector.
  • Mediante la implantación de las medidas correctoras se va a conseguir una reducción de los costes de tratamiento de los residuos, una reducción en los canones de vertido, reducción del riesgo de accidentes y de los costes de producción. Asimismo aumentan los ingresos derivados de la reutilización y venta de los residuos.

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.