Daphnia 13: El medio ambiente: un aspecto más de la acción sindical en la empresa

El medio ambiente: un aspecto más de la acción sindical en la empresa

Doñana.

Lo ocurrido en Doñana vuelve a poner de actualidad la necesidad de una acción sindical medioambiental en la empresa. Aunque los márgenes de actuación de los sindicatos en la política ambiental de las empresas son escasos, quién sabe si tal vez hubiéramos contribuido a evitar éste y otros desastres de haber tenido una participación activa sobre esta problemática.

A pesar de la creciente preocupación ecologista de la sociedad, la gran mayoría de las empresas se caracteriza por una minusvaloración de los efectos ambientales de su actividad productiva y el ejercicio de una presión sobre los trabajadores tendente a identificar los intereses y prácticas patronales con la defensa del empleo y a accionar cierta hostilidad hacía quién o quienes pongan en cuestión, siquiera parcialmente, el “estado ambiental” de la empresa. Pero esta complicidad que buscan las empresas es suicida: cada vez más la sociedad, las leyes y otros factores limitan los grados de libertad de las empresas y les obligan a asumir nuevas obligaciones y costes; es precisamente el incumplimiento de esas normas lo que puede traer como consecuencia la pérdida de empleos y del cierre de las instalaciones.

El mantenimiento de los puestos de trabajo, cada día más, está ligado a que la actividad de nuestras empresas sea SOSTENIBLE, es decir, que no dañe el entorno ni entrañe riesgos para la salud de la población, porque si no es así, tarde o temprano, será la sociedad quién exija medidas inmediatas contra ellas. Los trabajadores y los sindicalistas deben ser un factor de presión que incida en la empresa para que ésta introduzca en sus planes de inversión, en el diseño de los productos y en todas sus actividades los requerimientos relativos a la protección ambiental. Hay que actuar ANTES de que las empresas sean cuestionadas, DESPUÉS PUEDE SER TARDE. El medio ambiente es hoy ya, al igual que la salud laboral, un campo de reivindicación, de negociación y, llegado el caso, de conflicto, es decir, un aspecto más de la acción sindical con sus propios y específicos instrumentos.

Los instrumentos de acción sindical medioambiental

Para desarrollar una práctica sindical efectiva en este terreno hay que utilizar los instrumentos disponibles adaptados a los aspectos específicos ambientales, derechos de información, formación y participación para poder realizar preguntas ante la dirección de las empresas.

El primer paso a dar es recopilar toda la información disponible. Puede solicitarse a partir de los derechos reconocidos en el artículo 64 del E.T., en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y en la Ley 38/95 de 12 de Diciembre sobre el Derecho de Acceso a la Información en materia de Medio Ambiente. Todas estas disposiciones recogen suficientes preceptos para exigir a las empresas la información necesaria para actuar.

Después hay que realizar un Mapa de Riesgos Ambientales, esto es, identificar los riesgos para el medio ambiente, evaluar su incidencia en el entorno y conocer los efectos que puede tener en la actividad productiva. La experiencia en salud laboral permite elaborarlos utilizando los mismos identificadores añadiendo otros estrictamente medioambientales (CC.OO. está desarrollando SAT, un proyecto cofinanciado por la DG XIII y realizado con otros socios para establecer una metodología generalizable a todas las empresas y sectores). Los riesgos provienen no sólo del proceso productivo, sino también de los propios productos y de la gestión de la empresa. Por ejemplo, la producción de residuos tóxicos no es sólo un factor de riesgo para el medio ambiente, lo es también para la salud de los trabajadores y un coste de gestión para la empresa, si además su almacenamiento o transporte implica posibilidades de accidente, por remotas que sean, y éste se produce, los costes se incrementan por los seguros, las sanciones o las indemnizaciones y pueden llegar a ser de tal envergadura que cuestionen incluso la propia viabilidad de la empresa.

La actuación sindical, similar a la de salud laboral, implica la elaboración de alternativas, de un Plan de Prevención, basado en los criterios de evitar el riesgo, minimizarlo si no es posible evitarlo y establecer protecciones sólo como última opción. También hay un amplio conjunto de propuestas a realizar, en función del problema concreto, del tipo de empresa, de los recursos existentes, etc. Desde proponer la implantación de sistemas de gestión ambiental normalizados con participación de los trabajadores (ISO 14000, EMAS, etc.), hasta actuaciones sobre aspectos parciales como la eliminación del uso de tóxicos en ciertas aplicaciones, o el establecimiento de “buenas prácticas ambientales” en un centro de trabajo.

Al igual que en cualquier otro ámbito de la acción sindical, si la empresa se niega a escuchar las propuestas sindicales en materia medioambiental se puede recurrir a instrumentos de presión: la movilización de los trabajadores puede ir acompañada de las denuncias previstas en las numerosas disposiciones de carácter medioambiental de Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, Estado español y Unión Europea.

¿Quién representa a los trabajadores/as en materia de medio ambiente?

El concepto de medio ambiente impregna todas las actividades de la empresa, desde la compra de materias primas, hasta la formación profesional, pasando por la organización del trabajo. Tiene un carácter transversal y por ello quién debe asumir la actuación representativa en materia ambiental en la empresa es el conjunto de la representación de los trabajadores. Sin embargo, dada la íntima relación que existe entre la salud laboral y el medio ambiente y la existencia de recursos disponibles, tanto personales como materiales derivados de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, lo más razonable es que sean los Delegados/as de Prevención quienes adquieran una formación específica y dediquen parte de sus esfuerzos a desarrollar y proponer al resto de compañeros y compañeras la acción sindical necesaria en el seno de las empresas.

Más información:

Angel Muñoa Blas
Dpto. de Medio Ambiente. C.S. de CC.OO.
Fernández de la Hoz, 12 - 28010 Madrid
Tel: (91) 319 76 53
Fax: (91) 310 48 04

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.