Daphnia 21: Negociaciones sobre el acuerdo internacional vinculante para la eliminación de POPs1

Negociaciones sobre el acuerdo internacional vinculante para la eliminación de POPs1

El pasado marzo se reunieron en Bonn representantes de 121 países, 7 organizaciones intergubernamentales y más de 80 ONGs, entre las que estuvo CC.OO..

Tras cinco días de reuniones, la IV Sesión de Negociaciones por un Convenio Internacional legalmente vinculante para la eliminación de los Compuestos Orgánicos Persistentes (POPs), concluyó sin acuerdo sobre los aspectos más importantes: si eliminar completamente los POPs, si integrar el principio de precaución y cómo y quién va a financiar la implantación del Convenio.

Las negociaciones quedaron marcadas por una profunda división en dos posturas representadas por dos grandes bloques de países: los más industrializados, que apoyaron una propuesta sin compromisos claros y con mecanismos ambiguos, y los países en desarrollo y con economías en transición que pedían un mecanismo claro de apoyo financiero para resolver el problema de los POPs en sus países y también como única forma de atender este problema planetario.

Otra de las diferencias se produjo en aspectos fundamentales, como la definición de los objetivos y la inclusión de criterios como el principio de precaución. En este caso, en contraste con los criterios basados en una mayor protección ambiental y sanitaria que fueron propugnados por la gran mayoría de los países y cuya defensa fue liderada por la Unión Europea, se encontraba la posición de los JUSCANZ (EE.UU., Japón, Canadá, Australia y Nueva Zelanda) que bloquearon sistemáticamente cualquier intento de clarificar compromisos y de buscar soluciones globales y de largo plazo. Las fuertes presiones ejercidas, sobretodo por Estados Unidos, consiguieron un el borrador del texto del Convenio repleto de ambigüedades.

ALGUNOS ACUERDOS

Pero no todo fue baldío. En algunos debates se logró alcanzar un mayor entendimiento e, incluso, acuerdos. Algunos de éstos fueron los criterios científicos para incluir nuevos contaminantes a la lista, la elaboración de planes nacionales para la implementación del Convenio, promocionar el intercambio de información, la trasferencia de tecnologías y el fomento de I+D. Todos ellos son aspectos que constituirán diferentes elementos del futuro Convenio.

Uno de los puntos más interesantes desde el punto de vista sindical fue la inclusión en el borrador, a propuesta de Gambia, de garantizar de forma explícita la transparencia de información a los trabajadores y trabajadoras, que son quienes, en última instancia, pueden estar recibiendo una mayor exposición a estos contaminantes, tanto como ciudadanos y consumidores como por su exposición laboral.

Pero al margen de estos pequeños avances, los principales elementos que deben constituir el cuerpo de este Convenio, es decir, la definición de los objetivos, los mecanismos y las responsabilidades para eliminar los POPs, han quedado pospuestos para la última Sesión de las Negociaciones en diciembre de este año.

Más información:

Estefanía Blount
Dpto. de Medio Ambiente. C.S. de CC.OO.
C/ Fernández de la Hoz, 12
28010 Madrid
Tel: 91- 702 80 60 Fax: 91 - 310 4804

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.