Daphnia 23: Protocolo de colaboración sobre vigilancia radiológica de la chatarra metálica

Protocolo de colaboración sobre vigilancia radiológica de la chatarra metálica

La Federación Minerometalúrgica de CC.OO. y la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT han firmado un protocolo de colaboración sobre la vigilancia radiológica de los materiales metálicos reciclables, sumándose así a la firma del Ministerio de Fomento, del Ministerio de Industria y Energía (en el momento de la firma del Protocolo, era el ministerio competente la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID), la Federación Española de Recuperación (FER), la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (ENRESA) y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

En el contenido del protocolo, las empresas adscritas al mismo pasarán por un registro que ha creado el Ministerio de Industria, quien planteará otras iniciativas para resolver casos en los que se detecte material radiactivo en las actuaciones resultantes del reciclado. Por su parte, ENRESA retirará los materiales y prestará asesoramiento técnico y el CSN realizará las funciones de inspección y asesoramiento.

Las empresas se comprometen a la instalación de sistemas de detección en las acerías y grandes almacenes de chatarra, deberán contar con personal especializado en protección radiológica y, algo importante, deberán adoptar medidas para impedir la dispersión de material radiactivo, una vez detectado.

BASES DEL PROTOCOLO

Los firmantes del protocolo son conscientes de una realidad que se caracteriza por:

imagen1

  • La aparición, con relativa frecuencia, de material radiactivo en chatarra, lo que genera preocupación social por los riesgos que comporta.
  • La recuperación de materiales mediante su reciclado para reducir aleaciones de diferentes composiciones es una actividad industrial con una gran importancia económica y medioambiental.
  • La necesidad de adoptar medidas de vigilancia radiológica para tratar de evitar y, en su caso detectar y controlar, la presencia de material radioactivo en la chatarra que algunas plantas metalúrgicas utilizan como materia prima.
  • La puesta en práctica de estas medidas de vigilancia en las plantas metalúrgicas permite acreditar la ausencia de contaminación radioactiva en el producto y, por tanto, supone una garantía añadida en cuanto a la calidad del mismo (desde el punto de vista radiológico).
  • Las actividades necesarias para llevar a cabo esta vigilancia y control deben priorizar que se evite la incorporación de material radiactivo al ciclo de recuperación de la chatarra y, en todo caso, detectar su presencia lo más cerca posible del punto en el que tuvo lugar esa incorporación. Existiendo en España normas que regulan las actividades industriales de ámbito nuclear y radiactivo no es posible evitar la aparición de materiales radiactivos en la chatarra.

Y convienen en:

Suscribir el presente Protocolo de colaboración sobre la vigilancia radiológica de los materiales metálicos y productos resultantes; crear un registro en el Ministerio de Industria y Energía para la puesta en práctica de este protocolo, fomentar la inscripción de las empresas, especialmente las que dispongan de instalación de fundición o de almacenaje y preparación de la chatarra, celebrar consultas con periodicidad semestral para analizar los resultados y designar al Ministerio de Industria y Energía como depositario del protocolo.

Por último, el Anexo Técnico dice textualmente:

“Este protocolo tiene por objeto establecer las condiciones necesarias para llevar a cabo la vigilancia radiológica de los materiales metálicos y productos resultantes […] con el fin de detectar la posible presencia de materiales radiactivos y evitar el riesgo de dispersión y consiguiente irradiación o contaminación de personas, bienes y medio ambiente”.

POSICIÓN DE CC.OO.

Para CC.OO. el protocolo recoge una buena parte de los contenidos de la proposición no de ley que remitió el 16/7/98 al Parlamento Español y a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad Europea, con el objetivo de que se regulara el trasiego de chatarra metálica, ya fuera nacional o de importación, ante la evidencia detectada incluso antes del accidente en la planta de Acerinox en Algeciras, de que estaban entrando partidas contaminadas por radiactividad.

CC.OO. entiende que el protocolo firmado constituye un paso intermedio mientras se elabora una regulación específica sobre la vigilancia radiológica de la chatarra, exigiendo al gobierno español y a la Comisión Europea que actúe con rapidez en este asunto. Por otra parte, espera que todas las acerías, fundiciones y otras industrias que utilizan la chatarra metálica pasen por el registro del Ministerio de Industria y cumplan los contenidos del protocolo, dando al mismo tiempo posibilidades de participación y formación, además de la información necesaria, a los representantes de los trabajadores, en este caso a los Delegados de Prevención de las empresas respectivas y a los trabajadores expuestos a los posibles riesgos de la radiactividad.

Más información:

Gregorio Huertas
Fed. Minerometalúrgica de CC.OO.
C/ Fernández de la Hoz, 12
28010 Madrid
Tel.: 91 319 19 44

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.