Daphnia 28: Campaña de sensibilización e intervención frente a los disruptores endocrinos

Campaña de sensibilización e intervención frente a los disruptores endocrinos

La Secretarías Confederales de Mujer, Salud Laboral y Medio Ambiente de CC.OO. e ISTAS están preparando una campaña para sensibilizar a trabajadoras y trabajadores sobre los riesgos en la salud y el medio ambiente que ocasiona el uso de disruptores endocrinos (DE), y poner en práctica vías de intervención sindical para prevenir estos riesgos.

La perspectiva de género es necesaria en la prevención.

Los disruptores endocrinos (DE) son sustancias químicas capaces de alterar el sistema endocrino u hormonal y dañar la salud de las mujeres y hombres expuestos: malformaciones de órganos sexuales, retrasos en el desarrollo, tumores, cambios en el comportamiento y alteraciones del sistema inmunológico.

Estamos expuestos a los DE en nuestros lugares de trabajo, pero también en nuestros hogares, por contaminación de alimentos con plaguicidas, exposición a productos plásticos y plastificantes, algunos detergentes y contaminación del medio ambiente.

Los efectos de los DE se producen a dosis muy bajas, incluso por debajo de concentraciones establecidas como seguras en el pasado. Por ello es imprescindible aplicar el Principio de Precaución, que se resume en actuar preventivamente ante la incertidumbre. Esto es lo que pretende esta campaña, que en una primera fase, se centrará en los riesgos de la exposición a DE en los lugares de trabajo y, más adelante, proporcionará guías de intervención sindical a los delegados y delegadas de los distintos sectores, con alternativas a la utilización de DE.

RIESGOS ESPECÍFICOS PARA MUJERES

Los DE se acumulan en los tejidos grasos, siendo las mujeres por su naturaleza, las más afectadas. Además, muchas actividades profesionales en las que se usan este tipo de sustancias suelen ser realizadas por mujeres, que también se ven más expuestas en sus hogares, al ser las gestoras del ámbito doméstico. Pero quizá el efecto más perverso sea el que las mujeres, al fijar estas sustancias en el tejido adiposo, las trasmiten al feto al quedarse embarazadas y durante la lactancia.

Los efectos de los DE son devastadores para todo tipo de individuos, pero tienen una vertiente que afecta claramente a las mujeres. Por eso es necesario intervenir específicamente desde la perspectiva de género.

Más información:

Susana Brunel
Sctría. de la Mujer de la C.S. de CC.OO.
C/ Fernández de la Hoz, 12
28010 Madrid.
Tel.: 91 702 80 95. Fax: 91 310 48 04
sbrunel@ccoo.es

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.