Daphnia 29: Sobre la urgencia de eliminar los compuestos orgánicos persistentes (COPs), otros contaminantes tóxicos persistentes (CTPs) y otras sustancias que alteran el sistema endocrino

Sobre la urgencia de eliminar los compuestos orgánicos persistentes (COPs), otros contaminantes tóxicos persistentes (CTPs) y otras sustancias que alteran el sistema endocrino

Científicos por la eliminación de los contaminantes tóxicos.

Las evidencias científicas de los daños o posibles daños que pueden derivarse de la utilización de sustancias químicas, ha llevado a un grupo de científicos a lanzar esta iniciativa (con el apoyo de CC.OO. y de Greenpeace) con la que pretenden poner de manifiesto la peligrosidad de estas sustancias y la necesidad de su eliminación o sustitución. Tras señalar los problemas que sobre la salud humana, laboral y ambiental de los Compuestos Orgánicos Persistentes (COPs), de los Compuestos Tóxicos Persistentes (CTPs) y de los disruptores endocrinos, la declaración concluye que:

Los abajo firmantes, investigadores y profesionales de distintos campos de la ciencia, la salud, la educación, el medio ambiente y la prevención de riesgos laborales, preocupados por las consecuencias que sobre la salud y el medio ambiente pueden ocasionar los COPs, otros CTPs y los disruptores endocrinos declaramos:

Que sigue existiendo una dispersión multidimensional -local y global- de CTPs y de disruptores endocrinos.

Que la contaminación por CTPs y disruptores endocrinos de la población general española es un hecho sumamente preocupante desde una perspectiva de salud pública, laboral y ecológica.

Que estamos expuestos a ellos tanto en nuestros hogares, como en los lugares de trabajo y ocio. La exposición se produce a través del aire, el agua y los alimentos, fundamentalmente a través de los alimentos grasos y derivados, desde los primeros hasta los últimos instantes de la vida.

Que las exposiciones laborales a CTPs y disruptores endocrinos presentan especial relevancia y gravedad por el amplio abanico de usos y aplicaciones en que son presentes dichas sustancias y las dificultades en el acceso a la información fiable y rigurosa de las trabajadoras y trabajadores sobre estos riesgos, por lo que resultaría necesario y urgente introducir cambios en la salud ocupacional y en los sistemas de prevención y evaluación de riesgos laborales, en especial, para prevenir los riesgos reproductivos, tanto en hombres como en mujeres, cuya protección actual del embarazo resulta insuficiente.

Que en España el número de estudios sobre los efectos que los CTPs y los disruptores endocrinos tienen en las personas y el ambiente es ínfimo.

imagen1

Que España sufre un enorme déficit de indicadores poblacionales sobre el impacto que los procesos ambientales tienen en la salud humana, lo que impide efectuar valoraciones racionales y tomar decisiones científicamente justificadas en circunstancias socialmente alarmantes.

Que resulta necesario dar un impulso a la investigación, a la difusión de información fiable y a la promoción de alternativas de sustancias, procesos y productos no tóxicos para sustituir a los CTPs y a los disruptores endocrinos.

Y que el gobierno español, y en particular las autoridades sanitarias, medioambientales y laborales no están tomando las medidas necesarias para eliminar los riesgos ocasionados por los CTPs y los disruptores endocrinos.

Por todo ello urgimos al gobierno español a:

Ratificar de forma inmediata el Convenio sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes y desarrollar a corto plazo el plan de implementación que el propio convenio exige, incorporando un plan complementario con otros CTPs.

Desarrollar un plan nacional de disruptores endocrinos, cuyos objetivos sean la identificación, sensibilización social y eliminación progresiva de estas sustancias, con calendarios, presupuestos y mecanismos de control público.

Aplicar el Principio de Precaución para aquellas sustancias químicas para las que existe una incertidumbre científica sobre sus riesgos, con moratoria en su producción, comercialización y uso.

Impulsar la investigación y desarrollo sobre los riesgos, presencia y alternativas a los CTPs y disruptores endocrinos.

Igualmente, Urgimos a todos los gobiernos autonómicos y municipales y a todas las empresas a hacer suyas las razones y propuestas de esta Declaración, aplicando con mayor vigor la legislación, desarrollando sistemas de información e inspección más eficaces, e implementando procesos y productos alternativos.

Invitamos a todas las ciudadanas y ciudadanos, y en especial a trabajadoras y trabajadores y a sus representantes sindicales, a informarse y a participar activamente para demandar la eliminación de los CTPs y de los disruptores endocrinos.

Más información:

Para leer la declaración completa, ver la lista de adhesiones o prestar tu apoyo  a esta declaración, ver la página web de ISTAS: www.istas.net/decops.htm 

Promueven este manifiesto: Miquel Porta, Médico epidemiólogo (IMIM, UAB, UNC); Nicolás Olea, Médico (Hospital Clínico Universidad de Granada); Eduard Rodríguez-Farré, Médico (IMIB, CSIC-IDIBAPS Hospital Clínico Universitario); Dolores Romano, Ingeniera Agrónoma (Autonóma - Colaboradora ISTAS); Pere Boix, Médico del Trabajo (ISTAS); Carme Valls, Médica Endocrinóloga (Centro de Análisis y Programas Sanitarios); Neus Moreno, Médica del Trabajo (CONC); Estefanía Blount, Química (ISTAS); Carlos Álvarez-Dardet, Catedrático Salud Pública (Universidad de Alicante); Fernando G. Benavides, Epidemiólogo (Universidad Pompeu Fabra); Carlos-Alberto González, Médico epidemiólogo (Català d’Oncología); Ildefonso Hernández Aguado, Catedrático Salud Pública (Universidad Miguel Hernández); Jesús Vioque, Médico epidemiólogo (Universidad Miguel Hernández); Ekhine Zumeta, Licenciada CC Ambientales (IMIM); Ana M. García, Epidemióloga (Universidad de Valencia). 

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.