Daphnia 33: V Congreso Nacional de Periodismo Ambiental

V Congreso Nacional de Periodismo Ambiental

"En esta edición, el Vía Apia recayó en Joaquín Nieto, secretario confederal de Medio Ambiente de CC.OO. y, por extensión, al área de Medio Ambiente de este sindicato, por su transparencia informativa con los periodistas".

El lema de este congreso, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), nos preguntaba este año: «¿Es la información ambiental un reflejo de la realidad? Y, por todo lo que se dijo en el mismo, se puede decir que sí, que los periodistas ambientales todavía son una anécdota en el mundo informativo comparados con el periodismo deportivo y la prensa rosa. Sin embargo, los integrantes de APIA dejaron muy claro que hoy son una cantera compuesta por más de 130 profesionales, dispuestos a ocupar el lugar que les corresponde.

La ministra de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, en el acto de inauguración, dijo que la mayor catástrofe ambiental de España, el vertido del Prestige, «nos permitió comprobar de cerca los efectos perversos del desarrollo sin un componente ambiental». Y es que en estos dos últimos años las guerras de Afganistán e Irak y la catástrofe del buque petrolero Prestige han llamado la atención de todos los sectores sociales sobre lo que estamos haciendo con el medio ambiente.

LA GUERRA DE IRAK

En efecto, en la mesa redonda donde se trató el tema de las guerras se pudo escuchar, incluso por el teniente coronel en la reserva y profesor de ecología en la Universidad de Zaragoza, Manuel Ruiz, que no se pueden justificar «salvajadas como las guerras de Irak y Afganistán».

imagen1

La preparación de una guerra, el desarrollo de la misma y su posguerra, según los expertos de la mesa, consumen espacio y recursos como titanio o cobalto y son un importante foco de accidentes militares en la propulsión y carga nuclear de aviones y submarinos. Así, la guerra de Irak nos está dejando enfermedades calificadas como «inexplicables» fruto del uranio empobrecido, sin olvidarnos de la contaminación de acuíferos y la deforestación, entre otras secuelas.

El periodista de Al Yazira Maher Abdullah también se refirió a los efectos devastadores de las guerras y, con respecto a Irak, destacó la destrucción de más de ocho millones de palmeras para evitar que se produjeran emboscadas, los vertidos de material radiactivo al río Tigris y las epidemias que causarán las cientos de miles de moscas de la carne liberadas de un centro de investigación científica que fue saqueado. Abdullah, que fue jefe de corresponsales de Al Yazira durante la guerra de Irak, criticó la presión que sufre su canal e ironizó con que EE.UU. «siguiendo la máxima de que el hombre es un peligro para la naturaleza, aprovecha para eliminar a la mayor cantidad de género humano posible».

MINISTERIO DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA REALIDAD

El socio de APIA y periodista de El Mundo, Gustavo Catalán, sorprendió al auditorio en la mesa que trató la catástrofe del Prestige, diciendo que hoy, y en el caso del buque petrolero ha quedado muy claro, los periodistas deben enfrentarse con la fórmula que se ha generalizado y a la que él denomina «Ministerio de la Administración de la Realidad», donde se refleja muy bien la opacidad de las Administraciones Públicas en el suministro de información, por lo que insistió en que esta catástrofe, sin duda, ha sido «un test para el periodismo español ».

Aunque fue el profesor de Análisis Económico y Premio Goldman de Economía 2003, Pedro Arrojo, el que llamó a las cosas por su nombre al asegurar que hoy el Plan Hidrológico Nacional (PHN) «rompe con los elementos de la racionalidad ambiental y económica». De hecho aseguró que el precio del agua, después del trasvase del Ebro, estará «muy por encima» de lo que en la actualidad se paga en Almería y Murcia, pero que por intereses electorales, no se explica el sobreprecio que alcanzará el agua una vez que se terminen las obras subvencionadas.

También se entregaron los premios Vía Apia y Vía Crucis a la transparencia y opacidad informativa. En esta edición el Vía Apia recayó en Joaquín Nieto, secretario confederal de Medio Ambiente de CC.OO. y, por extensión, al área de Medio Ambiente de este sindicato, por su transparencia informativa con los periodistas. El Vía Crucis fue para Francisco Álvarez Cascos, ministro de Fomento, como responsable de la opacidad informativa en el accidente del Prestige.

Luis Guijarro
Presidente de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA)

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.