Daphnia 43: “No pienses en un elefante. Lenguaje y debate político”

“No pienses en un elefante. Lenguaje y debate político”

George Lakoff. Traducción de Magdalena Mora. Editorial Complutense,
Madrid 2007 (original en inglés: 2004). 174 páginas. 10..

Éste es un libro breve y práctico que no debería dejar de leer ningún activista de la izquierda –de las muchas familias de la izquierda diversa    y plural, demasiado a menudo, ay, divididas sectariamente–. Escrito por un lingüista cognitivo que también es uno de los fundadores del think tank probablemente más interesante asociado con el Partido Demócrata estadounidense (véase www.rockridgeinstitute.org), se esfuerza eficazmente por hacer comprender cómo la derecha consiguió reestructurar a su favor el debate político a partir de iniciativas de largo alcance  emprendidas en los años cincuenta, y de qué manera la izquierda puede contrarrestar la hegemonía de sus adversarios. En la base de esta   valiosa caja de herramientas, la teoría de los marcos cognitivos, y los dos marcos básicos –al menos en  la vida política estadounidense— del “padre estricto” y de los “padres protectores”. ¿Y esto nos atañe, se preguntarán  más de uno y de una? Sí, por dos razones. La primera es que muchos de los análisis y propuestas de Lakoff son de amplio espectro, válidos también para europeos o lationoamericanos (a veces, mediante pequeños ejercicios de traducción cultural). Y la segunda: dado que la derecha española viene aclimatando por estos pagos, con cierto éxito, las prácticas de guerra civil cultural que importan directamente de  los neocons y teocons norteamericanos, la reflexión de este “activista cognitivo” sí que nos debería importar, y mucho. Si usted tiene que sentarse próximamente a debatir sobre políticas medioambientales con algún neoliberal de la FAES, o intenta articular un programa sensato y atractivo desde la asociación de vecinos de su barrio, léalo: le será útil.  

Jorge Riechmann  

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.