Daphnia 50: Cinco propuestas para una movilidad sostenible

Cinco propuestas para una movilidad sostenible

El futuro fondo municipal contra la crisis.

Muchas de las actuaciones efectuadas en el anterior plan de inversión local de impulso a la economía en los municipios han resultado poco útiles para mejorar la movilidad sostenible, pues se han hecho muchas actuaciones parciales, distribuidas entre diferentes orientaciones, sobre todo dirigidas a realizar obras físicas ya programadas pero no ejecutadas por falta de dinero en los ayuntamientos. De hecho, los fondos de inversión local han servido para acelerar la ejecución de obras ya planificadas para ejercicios posteriores o en ejercicios anteriores y no ejecutadas por falta de presupuesto.
El nuevo plan de inversión local anunciado por el Gobierno debe incidir en medidas de gestión de la movilidad que favorezcan la disminución del consumo energético provocado por el transporte privado motorizado y en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes. Se trata de acciones de (relativo) bajo coste y, a la vez, generadores de muchos puestos de trabajo.
  1. Actuaciones en la eliminación de barreras arquitectónicas en aceras y equipamientos. Es relativamente fácil hacer un proyecto de eliminación de barreras en aceras y es una actividad que genera mucha mano de obra en la construcción. El objetivo podría ser conseguir el 100% de accesibilidad en las aceras de nuestras ciudades y pueblos.
  2. Actuaciones de mejora en la accesibilidad y la confortabilidad en paradas de autobús y en los entornos peatonales de intercambiadores y estaciones. Pavimentación adecuada en proximidad a las paradas del bus, señalización horizontal de pasos de peatones cercanos a las paradas, instalación de marquesinas en los recintos de los polígonos industriales, comerciales y de servicio, e instalación de marquesinas con alimentación autónoma de energía captada por paneles solares fotovoltaicos (España es líder en este sector).
  3. Actuaciones en movilidad sostenible y de calmado del tráfico Realización de micro-actuaciones en plazas y espacios públicos aledañas a intercambiadores, bocas de metro o paradas de autobús, reasfaltado y mejora del firme en las plataformas segregadas para transporte, construcción de carriles segregados para autobuses urbanos y zonas de adelantamiento, creación de itinerarios seguros en bicicleta y favorecer el acceso en este medio de transporte a los polígonos industriales, entre otras. En la compra de vehículos, los ayuntamientos deberían optar por los que funcionen con energía 100% eléctrica o con biocombustibles, o en su caso vehículos híbridos de tercera generación.
  4. Transporte público Creación de líneas de bus urbano, con vehículos eléctricos o híbridos en aquellos municipios que tengan esta obligación -cada dos autobuses de una línea de bus generan cinco puestos de trabajo directo-, creación de aparcamientos de disuasión próximos a intercambiadores en las vías de alta capacidad periférica, supresión de barreras arquitectónicas en estaciones de metro en ciudades, creación de servicios de préstamo de bicicletas públicas dependientes de las autoridades de transporte e integrados en los títulos de transporte como un medio, y creación de servicios públicos de bicicleta. La inversión se recupera con la recaudación y el sistema permite crear cientos de puestos de trabajo con los controladores de las zonas de aparcamiento.
  5. Ahorro energético El plan de acción local debería contemplar también medidas de ahorro energético, como la instalación de paneles solares térmicos en complejos municipales que necesiten agua caliente sanitaria, aislamiento térmico y acústico, creación de captadores fotovoltaicos en tejados de los edificios públicos y sustitución masiva de bombillas de incandescencia por LEDS en semáforos.
Manel Ferri
Responsable del Departamento de Movilidad de la Secretaría Confederal de Medio Ambiente

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.