Daphnia 51: Sustitución de pinturas

Sustitución de pinturas

La empresa se dedica a la fabricación e impresión de bolsas de plástico. Realizan todo el proceso productivo: compran la granza, la extrusionan, se corta en forma de bolsas, se imprimen y se cortan.

Para la impresión de las bolsas se utilizaban tintas basadas en el tolueno y el butanol. Las máquinas impresoras tienen un sistema de recarga de tintas manual y, según el delegado, muchas veces los trabajadores no cierran los depósitos, por lo que se emiten vapores al ambiente. El tolueno es una sustancia neurotóxica y tóxica para la reproducción.

La acción sindical

La actuación del sindicato en cuestiones de prevención en esta empresa data de 2001, a raíz de un accidente mortal. La empresa, durante estos años, se ha mostrado poco dispuesta a mejorar la prevención de riesgos en la empresa, como pone de manifiesto el hecho de que cambió de servicio de prevención ajeno cuando éste le exigió medidas correctoras en la utilización de químicos. La situación mejoró ligeramente con el cambio de propiedad de la empresa, que fue adquirida por un grupo francés.

El proceso de sustitución se inicia en 2007, cuando se realizaron unas mediciones ambientales de vapores orgánicos, que dieron resultados por debajo de los valores límite ambientales (VLA). El problema surge cuando el técnico sindical de la Secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente de la Unión de Aragón se da cuenta de que los resultados de la evaluación higiénica no se corresponden con los del laboratorio que realizó los análisis y los VLA superaban tres veces los valores permitidos. Por medio de los delegados de prevención, se presionó al servicio de prevención para realizar la sustitución, ya que la misma marca de tintas tenía una línea de tintas al agua. Entre tanto, uno de los delegados de prevención, que era impresor, informó a sus compañeros -un total de 17 personas- de los peligros para la salud de las tintas orgánicas que utilizaban. Para ello contó con el apoyo del sindicato, que le proporcionó materiales y explicaciones sobre cómo se metabolizan el tolueno y el butanol. Además, publicaron la información en los boletines internos de la empresa.

imagen1

En ese periodo se produjo un incendio cerca de un depósito de disolvente de gran capacidad que llevaba este producto a través de tuberías a las máquinas. Por lo tanto, si se eliminaban las tintas orgánicas se podía eliminar el depósito de disolvente. Además, por las dimensiones del depósito y los litros que podía almacenar, la empresa debía solicitar una acreditación ambiental. Ante esta situación, el servicio de prevención instó a la empresa a realizar el cambio.

La sustitución

La primera reacción de la empresa fue la de decir que las tintas al agua ofrecían un acabado de menor calidad y que los clientes no lo aceptarían. A pesar de este argumento, la empresa, que ya había sido denunciada por CCOO ante Inspección de Trabajo por otras cuestiones, aceptó las exigencias de los delegados de prevención y en tres meses se había realizado el cambio de tintas sin necesidad de cambiar maquinaria ni procesos de producción. El mismo proveedor de las tintas orgánicas es el que les suministra las tintas al agua. Las nuevas tintas están compuestas de etanol en concentración 2,5>10% y amoniaco, solución acuosa en 5%<=C<10%.

El cambio de tintas coincidió con un nuevo tipo de bolsa: la bolsa de fécula de patata. Puesto que estas bolsas son biodegradables, para su impresión no podían utilizarse tintas orgánicas.

Los operarios de la sección de impresión fueron bastante reacios al cambio por varias razones. Con las nuevas tintas se pasó a utilizar amoniaco y su olor molestaba mucho a los impresores. Además, debían utilizar este producto para la limpieza impregnando un trapo. Este problema se agrava porque no cierran los depósitos de las cubetas. Sin embargo, según el delegado, se han adaptado lentamente al cambio.

Miguel Ángel Biel
Técnico de la Secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO de Aragón

Comunidad autónoma. Aragón.
Sector. Industrias textil, piel, químicas y afines. Fabricación de bolsas de plástico.
Tarea. Impresión bolsas de plástico.
Producto sustituido. Tintas de impresión con base de tolueno y butanol.
Peligrosidad. El tolueno es un posible cancerígeno (IARC 3), neurotóxico y posible tóxico para la reproducción
Alternativa. Tintas de impresión al agua (etanol en concentración 2,5>10% y amoniaco, solución acuosa en 5%<=C<10%).
Características de la empresa. Tiene una plantilla de 125 personas con contrato indefinido. También se contrata a empresas de trabajo temporal por necesidades de la producción.

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.