Daphnia 56: Estación de autobuses de Lérida, abandonada por la Administración

Estación de autobuses de Lérida, abandonada por la Administración

Teresa Castellà Gardenyes. Secretaria de Salud Laboral, Movilidad y Medioambiente de CCOO de les Terres de Lleida.

Lérida, capital de la Cataluña interior, de unos 140.000 habitantes y 120.000 más en su área de influencia, cuenta con una deteriorada terminal de autobuses interurbanos (internacionales, incluso). Sumida en vestigios franquistas sea por sus condiciones de servicio (utilizarla o simplemente pasar por la misma te transporta a tiempos muy pasados) sea por su gestión (concesionada en 1967 a una sociedad anónima totalmente privada) sorprende cómo las Administraciones local y autonómica vienen permitiendo durante años y años un abandono de un equipamiento de uso público diario que, a su vez, es la puerta de entrada a nuestra ciudad para muchas personas.

A unos veinte minutos a pie se encuentra la estación de tren Lleida-Pirineus, recientemente remodelada a instancias de la alta velocidad. Con el objetivo de facilitar el intercambio bustren, en ese mismo punto se proyecta la construcción de la nueva estación de autobuses de Lérida, que la Generalitat catalana vincula a la mágica plusvalía urbanística, ahora desaparecida del escenario económico. Los responsables públicos admiten que no será una realidad hasta dentro de cuatro o cinco años más. Además, Adif ha anunciado el inicio de las obras del aparcamiento subterráneo para 531 vehículos privados en octubre. Por si había alguna duda: primero los coches (incluso con el dinero público).

Las instalaciones conocidas como "estación de autobuses" e inauguradas hace casi 40 años tienen deficiencias inaceptables para un servicio público básico para la movilidad de muchas personas de las comarcas de Lérida, y son un ejemplo de dejadez y olvido de las Administraciones públicas. Observándola, se puede pensar que durante estos años nadie ha tenido, ni tiene, cuidado de lo público. El Ayuntamiento y la Generalitat conocen perfectamente y consienten las siguientes carencias

  • la información esté disgregada, desordenada y es de difícil comprensión. En un mismo tablón de anuncios hay horarios contradictorios y consultar un destino llega a convertirse en una búsqueda infinita. Sin atención centralizada, cada empresa sólo presta información y billetes de sus trayectos;
  • la falta de consignas obliga a las personas usuarias a quedarse en el andén o en el vestíbulo el tiempo de espera, en unas condiciones de incomodidad evidentes (los bancos son estrechos, insuficientes y no hay calefacción);
  • el paso del tiempo y una falta de inversión responsable ha hecho de los servicios sanitarios un lugar de difícil acceso, inseguro e insalubre;
  • la falta de alumbrado, de extracción de humos y de renovación de aire limpio. Aunque desconocemos los niveles de concentración de gases por las emisiones de los propios autobuses, la contaminación en los andenes es preocupante puesto que los vehículos permanecen encendidos durante la subida del pasaje, ya que la estación no tiene espacio suficiente;
  • la accesibilidad de uno de los andenes no está adaptada a personas de mobilidad reducida;
  • la falta de extintores en uno de los andenes e inexistencia de otros equipos de extinción de incendios y la falta de alumbrado y señalización de emergencia;
  • espacio insuficiente para el paso seguro de las personas usuarias en determinadas horas del día y ante maniobras de estacionamiento y marcha de los autobuses;
  • inexistencia de espacios y servicios para la salud laboral de las personas que trabajan en la estación y los conductores y las conductoras de autobuses.

El transporte colectivo ha de ser prioritario para las Administraciones públicas y viendo cómo está la estación de autobuses, en contraste con otras inversiones de la ciudad, queda claro que no lo es. Para CCOO de Terres de Lleida, mejorar la información y servicios a las personas usuarias y la salud laboral de las persones que trabajan en la estación y conductores y conductoras no pueden esperar más.

Exigimos servicios públicos de calidad para la movilidad de cada día y solucionar las deficiencias y ausencias históricas de una estación referente de la ciudad para nuestro territorio porque:

  • la actual oferta de transporte público de cercanías es mayoritariamente en autobús (ya que la de trenes está bajo mínimos y la integración tarifaria no incluye trenes, excepto en una línea)
  • es un equipamiento público utilizado a diario
  • es utilizado mayoritariamente por escolares, estudiantes, gente mayor, personas inmigrantes, con menos recursos económicos...
  • un servicio público, al margen de la gestión privada de una concesión, es responsabilidad de la administración titular del servicio.

Y por eso queremos:

Priorización en la decisión política de construir una nueva estación e intervención inmediata en las instalaciones de la actual, como mínimo en:

Pintura y luminosidad

  • Pintar paredes y techos, tanto de la estación como de las cocheras.
  • Nueva iluminación en cocheras y vestíbulos.
  • Garantizar la extracción de humos

Información

  • Punto de información identificado y abierto con personal durante todo el horario de funcionamiento y servicio multilingüe.
  • Soporte informativo de horarios y trayectos y libro de sugerencias y reclamaciones a disposición de las personas usuarias.
  • Taquilla única. Dispensación de títulos de transporte único (a valorar uno por vestíbulo) y compartido entre las compañías de transporte.
  • Panel informativo único, con preferencia del servicio que se realiza por encima de la empresa que lo presta (por ejemplo, ordenado por orden alfabético de la población); indicando claramente en cada vestíbulo qué destinos tirnrn.
  • Paneles informativos en cada andén.
  • Servicio de megafonía.

Servicios

  • Cierre de los lavabos subterráneos para hacer unos servicios higiénicos nuevos al nivel de la calle, con servicio para cambiar bebés. 
  • Habilitar una consigna al nivel de calle.
  • Hacer un plan de emergencia y evacuación y situar un servicio de primeros auxilios. 
  • Habilitar un espacio para el descanso de los trabajadores y trabajadoras (sala de estar con mobiliario y electrodomésticos básicos y lavabos).

Accesibilidad

  • Cierre al público del paso subterráneo que comunica los dos vestíbulos.
  • Rampas de acceso a las cocheras o andenes desde los dos vestíbulos. 
  • Construcción de un arcén para garantizar el paso seguro de personas usuarias en el acceso de salida de las cocheras.

CCOO de Lérida ha expuesto la situación al Ayuntamiento y a la Generalidad y ha exigido por escrito su urgente intervención para la adecuación del equipamiento actual. Hemos conseguido que se evalúen las deficiencias por personal técnico de ambas Administraciones y que se exijan oficialmente cambios y mejoras a la concesionaria. El sindicato lleva un seguimiento exhaustivo de la respuesta y realiza acciones de denuncia pública del vergonzoso estado de la estación y de la pasividad de los responsables públicos con acciones colectivas con delegados y delegadas sindicales en la misma estación y en la prensa local.

La movilidad sostenible empieza ahí, en la defensa de los servicios públicos de transporte colectivo. ¡Por una adecuación de la estación de autobuses ya!

 

 

 

imagen1

imagen2

imagen3

imagen4

imagen5

imagen6

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.