Daphnia 58: ¿Qué hace especial a Vitoria-Gasteiz?

¿Qué hace especial a Vitoria-Gasteiz?

Juan Carlos Escudero. Centro de Estudios Ambientales del Ayuntamiento de Vitoria

Vitoria-Gasteiz, Capital Verde Europea 2012, es una de las ciudades europeas más verdes en varios sentidos. Cuenta con más de diez millones de metros cuadrados de parques y espacios verdes, y su proyecto insignia, el Anillo Verde, goza de reconocimiento internacional. Sus credenciales ecológicas son todavía más meritorias, si tenemos en cuenta que se trata de una ciudad que ha experimentado un importante crecimiento de la población en las últimas décadas manteniendo una estructura urbana más o menos compacta.

Su rigurosa ordenación urbanística, la implicación ciudadana y una adecuada gestión del medio ambiente han permitido a la ciudad sintonizar con el paisaje natural, forjando su identidad cultural y convirtiéndola en un modelo de sostenibilidad urbana. No obstante, Vitoria-Gasteiz no solo es verde por fuera, sino también por dentro, de corazón, y por ello aglutina un alto grado de liderazgo y consenso político en materia de desarrollo sostenible, un importante movimiento medioambiental y todo el apoyo de la ciudadanía.

La ciudad ha evolucionado en armonía con el verde de sus bosques y campos, y con el azul de sus ríos y lagos. Desde tiempos inmemoriales, sus bosques de han pertenecido a sus comunidades rurales, los Concejos, con normas ancestrales que rigen el uso de recursos naturales como el agua y los pastos. Más recientemente, su Anillo Verde se ha convertido en la seña de identidad de la ciudad.

Vitoria-Gasteiz es una ciudad socialmente sostenible, donde el bienestar de los ciudadanos y su calidad de vida se consideran aspectos fundamentales, lo que incluye los servicios locales, las instalaciones educativas y culturales, la igualdad de oportunidades, el derecho al empleo y la vivienda, la integración social y la prevención de la pobreza y la sanidad pública.

El plan de movilidad sostenible y espacio público tiene como objetivo invertir la tendencia hacia el uso creciente de los vehículos particulares, mejorando otros medios de transporte como el autobús y el tranvía, las bicicletas y, por supuesto, el espacio para los peatones. En 2008, la ciudad introdujo una nueva línea de tranvía, seguida un año después de nuevos itinerarios de autobús, además de nuevas normas de aparcamiento. En consecuencia, los desplazamientos en transporte público han aumentado en más de un 70%.

En Vitoria-Gasteiz cuatro de cada cinco residentes trabaja dentro del término municipal y caminar es la forma más habitual de desplazarse. La última encuesta de movilidad revela que el 54% del total de desplazamientos se realizan a pie (frente al 49% de 2006). Vitoria-Gasteiz promueve de forma activa el uso de la bicicleta con la meta puesta en lograr para 2020 que el 15% de los desplazamientos de produzcan sobre dos ruedas.

imagen1

El Anillo Verde, un espacio verde seminatural creado a partir de la recuperación de zonas deterioradas, es un gran recurso ecológico y paisajístico dotado de espacios reconocidos por su valor natural, como los humedales de Salburua, declarados LIC y Sitio de Importancia Internacional Ramsar. Su restauración, que comenzó a mediados de los años noventa, prosigue en la actualidad. Una vez completado, el Anillo Verde unirá la ciudad con el campo, con las montañas y con los bosques de los alrededores.

La mejor forma de minimizar el impacto de la ciudad sobre el medio ambiente consiste en copiar los procesos y ciclos naturales, creando un metabolismo urbano verde e integrado. Vitoria-Gasteiz ha estudiado estrategias ambiciosas encaminadas, por ejemplo, a reducir los residuos al mínimo. El reciclaje de los lodos procedentes de la EDAR minimizará los aportes al vertedero, así como también lo hará la canalización de residuos orgánicos hacia sistemas de recuperación de energía o el empleo de materiales como áridos reciclados en la restauración paisajística, etc.

Vitoria-Gasteiz está realizando importantes progresos en la gestión del agua potable y la reducción del consumo, sobre todo a través del control de fugas, los avances tecnológicos y el fomento de la sensibilización pública. Entre 2001 y 2009, el consumo de agua per cápita se redujo un 20%. La ciudad también ha mejorado la calidad de las aguas residuales urbanas que se vierten al río Zadorra tras su tratamiento en la EDAR.

La remodelación de su casco medieval no sólo implica la conservación de su legado arquitectónico, sino también la mejora de la calidad de vida de los residentes de una zona que empezaba a decaer. El Plan Especial de Rehabilitación Integral (PERI) estable once estrategias de acción, incluido el uso de edificios vacíos y la mejora de la accesibilidad.

La red de Centros Cívicos atrajo medio millón de visitas en 2010 con su oferta de información, asesoramiento, formación e instalaciones de ocio y deportivas. Los centros cívicos en encuentran distribuidos por los barrios de la ciudad, y su misión consiste en servir de punto de encuentro para la ciudadanía y prestarle servicios esenciales para mejorar su calidad de vida.

Se ha avanzado mucho en la protección y conservación de la biodiversidad del Municipio, restaurando espacios degradados desde el punto de vista ecológico y paisajístico a través del proyecto del Anillo Verde, la creación del Jardín Botánico de los Bosques de Europa, y otras muchas otras iniciativas. Desde 1996, más de 12.000 escolares y cientos de adultos se han sumado a la campaña «Adopta un árbol y crece con él» para plantar más de 40.000 árboles y arbustos.

Estos avances también han contribuido a solucionar otros problemas que padecía Vitoria-Gasteiz, como la proliferación de huertos ilegales en el extrarradio de la ciudad, o el riesgo de inundaciones al norte y sur de la ciudad. En su lugar, ahora se anima a los residentes a participar en las iniciativas de jardinería ecológica y comunitaria, o en el cultivo orgánico de parcelas en los huertos de Urarte y Olarizu, en el mismo Anillo Verde.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero constituye otra contribución esencial a la reducción de la huella ecológica de la ciudad. Dos tercios de las emisiones de Vitoria-Gasteiz proceden del consumo energético de la industria y el transporte. En 2009 Vitoria-Gasteiz se sumó al Pacto de los Alcaldes y, en 2010, aprobó el Plan de Lucha Contra el Cambio Climático.

El objetivo a largo plazo de la ciudad es convertirse en un municipio neutro en Carbono, con una meta provisional de reducción de las emisiones a la mitad de aquí a 2050, mediante acciones de amplio alcance en distintos sectores y en la educación pública.

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

  • 11/12/2012 23:49, Pedro Lobeto
    Ya saba de los logros de Vitoria respecto a su urbanizacin y su crecimiento. En mis actividades la he puesto como ejemplo a copiar sin necesidad de "INVENTAR"nada, si se queria hacer algo en otros Municipios.Ahora que se me confirma en esta nota me siento satisfecho de no haberme equivocado.Gacias por ello

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.