Daphnia 61: El Plan de la Cuenca del Xúquer: una tomadura de pelo y un despropósito

El Plan de la Cuenca del Xúquer: una tomadura de pelo y un despropósito

Consuelo Jarabo Latorre
La planificación de las cuencas de los ríos es una cuestión que afecta a toda la ciudadanía y por tanto, obliga a trabajar desde todos los ámbitos. Así lo hemos entendido en el País Valencià con respecto al Plan de Cuenca del Júcar (2009-2014), Xúquer en valenciano. CCOO junto con las asociaciones ciudadanas y ecologistas que integran la Plataforma Xúquer Viu denuncia que el Plan es una auténtica tomadura de pelo y un cúmulo de despropósitos.

Más allá de la nefasta gestión del gobierno y del escandaloso retraso en la redacción del Plan -que debía haberse publicado en 2009 y se presentó para su aprobación el pasado mes de marzo- lo más bochornoso que tuvimos que sufrir las organizaciones que formamos parte del Consejo del Agua, es que la Administración introdujera modificaciones en el texto unas horas antes de la reunión del Consejo del Agua donde se sometía a votación a votación el Plan. Se trataba del vergonzoso colofón a una convocatoria que no ha respetado los cauces de participación pública exigidos en la Directiva Marco del Agua: la convocatoria se realiza sin adjuntar documentación, disponiendo las organizaciones que formamos el Consejo de únicamente de dos días para el estudio de la documentación.

La modificación de última hora introducida por la Generalitat Valenciana  ha supuesto perpetuar prácticas que se han demostrado perjudiciales lo que ha hecho que se refuerce de manera considerable la colaboración entre todos los componentes del consejo que no compartimos el texto aprobado. El Plan no actúa en lo esencial atendiendo a los objetivos establecidos por la Directiva Marco del Agua, en cuanto a la protección de sus masas de agua subterráneas, la prevención de cualquier deterioro adicional y la protección y mejora del estado de sus ecosistemas acuáticos, zonas húmedas y ecosistemas terrestres que dependan de ellos. Igualmente en la planificación no se cumple en su totalidad el deber de promover el uso sostenible del agua basado en la protección a largo plazo de los recursos hídricos disponibles.

El plan no resuelve el problema de la contaminación de aguas subterráneas en las comarcas de la Ribera ni se aborda totalmente la recuperación de los ecosistemas con medidas efectivas para revertir su estado de deterioro. La más significativa es la modificación en relación a la asignación de 10 hm3 para los abastecimientos de esta comarca, que en el último borrador se había estimado en parte las alegaciones remitidas por distintas entidades, incluidas las organizaciones sindicales, y en el último momento vuelve a quedar como estaba en la versión de agosto de 2013, supeditando el caudal para abastecimiento a la permuta con los agricultores y al pago por parte de los ayuntamientos.

Además, el Plan aprueba un nuevo trasvase desde el embalse de Alarcón, mientras niega una concesión de agua superficial para abastecimiento de las poblaciones de la comarca de la Ribera afectadas por la contaminación de nitratos y pesticidas. Este trasvase, destinado al negocio y a la especulación, se pretende hacer con el agua sobrante de la modernización del regadío de la comarca, cuando esos excedentes se deberían destinar a compensar el agua que dejará de recibir el rio Xúquer y l’Albufera al cambiarse el riego “a manta” por otro por goteo.

imagen1

CCOO, que tiene la titularidad en el Consejo como representante de los trabajadores, figurando como suplente UGT, va a seguir trabajando de manera conjunta no sólo entre los dos sindicatos sino también con organizaciones ecologistas, ayuntamientos, alguna sociedad de regantes, agricultores, porque en la sostenibilidad del ecosistema del Xúquer se juega la vida y el trabajo de muchas personas.

Nos enfrentamos a un cúmulo de despropósitos y a una auténtica tomadura de pelo. La vigencia de este plan era de 2009-2014 y se aprobó en marzo pasado por el Consejo del Agua siendo publicado el 13 de julio. Los intereses de las distintas zonas de la Cuenca son opuestos y esta situación ha sido utilizada por los gobiernos de turno para ganar adeptos y perpetuar un modelo del uso del agua totalmente insostenible. Además han actuado creyendo que mientras no hubiese Plan de Cuenca no habría exigencias de cumplimiento de la Directiva Marco del Agua. CCOO, junto con las organizaciones que integramos la Plataforma Xúquer Viu vamos a denunciar el Plan ante la Comisión Europea por incumplimiento de la Dela Directiva Marco del Agua y vamos a presentar también un recurso contencioso administrativo ante los tribunales españoles. La denuncia en Europa estará coordinada por Xúquer Viu y el recurso contencioso administrativo por Ecologistas en acción. 

Consuelo Jarabo Latorre es Secretaria de Salut Laboral i Medi Ambient de CS.CCOO.PV y miembro del Consejo del Agua del Xúquer

 

 

 

 

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.