Daphnia 9: El amianto y su dimensión social en el estado español

El amianto y su dimensión social en el estado español

El Amianto o Asbestos es un material compuesto de fibras naturales-minerales que en los procesos de extracción, trituración, procesamiento y utilización desprende pequeñas fibras (microscópicas) y que al ser ingeridas pueden causar graves enfermedades tales como asbestosis, cáncer de pulmón, mesotelioma pleural y otros cánceres de carácter irreversible. Los afectados generalmente no sienten síntomas inmediatos, hasta que un día, después de varios años de haber estado expuesto, comienzan a sentir dificultades para respirar. Los afectados graves se consumen y finalmente mueren en espasmos agonizantes de asfixia.

Estos minerales se comenzaron a utilizar en los años 1880. Hubieron de pasar varios años, hasta que en 1930 se estableció la relación entre la exposición al amianto y la asbestosis y fibrosis pulmonar.

De forma resumida podemos clasificar los expuestos al amianto en:

imagen1

a) Los trabajadores/as del amianto en activo.
b) Los jubilados de industrias del amianto.
c) Los familiares de los trabajadores/ as del amianto.
d) Los vecinos de las fábricas, depósitos y canteras.
e) Eventualmente, los vecinos de los depósitos, a cielo abierto, de desechos.
f) La población en general, en cuanto receptora de posibles contaminaciones del agua, bebidas, medicamentos, proximidad a autopistas, etc.
g) Los enfermos ya declarados, divisibles en dos grupos con una distinta problemática:

  • En activo, bien por el carácter incipiente de la afectación, o bien porque no se les reconoce la incapacidad permanente, en razón del grado reconocido, o de no admitir el diagnóstico de asbestosis o de mesotelioma.
  • Los pensionistas de enfermedades del amianto, que cuando más precisarían de un seguimiento médico para un mejor conocimiento de la evolución de la enfermedad y posibilidad de asistencia, son definitivamente separados de la competencia de los médicos que actúan en el ámbito laboral.

A estos colectivos habría que añadir la extensa colonia de emigrantes de la Unión Europea que están o han estado expuestos en Alemania, Francia, Holanda y otros países.

El total de población laboral y extralaboral afectada por patologías debidas a la exposición al amianto puede estimarse en más de 100.000 personas. Al menos, un 46% de éstas morirá en los próximos años de cáncer de pulmón, mesotelioma pleural.

Según la Dra. Eula Binghan y el Dr. S. Selikoff, en los próximos 20 años, el amianto habrá causado más muertes en EE.UU. que todas las bajas bélicas habidas en dicho país, desde la 1ª Guerra Mundial.

«Las fibras de amianto despliegan sus propiedades letales para el ser humano en forma muy lenta. Pueden ser la causa de muerte de cualquier persona que alguna vez haya estado expuestas a polvo de amianto y, en el mundo actual, casi todos lo estuvieron. El amianto causa la muerte de una niña de tres años de edad que inhaló el polvo despedido por la ropa de trabajo de su padre, de un bricolador que serruchó chapas que contenían amianto. No se sabe a ciencia cierta cuantas personas expuestas a pequeñas o mínimas dosis de amianto fallecieron a causa de esa exposición, ya que en el caso de aquellas personas que mueren de cáncer se registra precisamente «cáncer» como causa de muerte y no los factores que produjeron el cáncer. Sin embargo, el riesgo es mayor para los obreros que trabajan en las minas o molinos de amianto o que fabrican y utilizan regularmente productos de amianto a causa de la frecuente exposición al material.» (del Capítulo II de Amianto, publicado por la ICEF -predecesora de la ICEM- en 1994).

El próximo 15 de octubre la CIOSL organiza una Conferencia Sindical Internacional para tratar el tema del amianto, en la cual participará Comisiones Obreras.

Más información:

Departamento de Salud Laboral C.S. de CC.OO.
Fernández de la Hoz, 12 - 28010 Madrid
Tel: (91) 319 76 53.
Fax: (91) 310 48 04

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.