Daphnia 26: El transporte colectivo: una nueva perspectiva sindical

El transporte colectivo: una nueva perspectiva sindical

El transporte al trabajo.

El transporte colectivo a los centros de trabajo es hoy un problema que adquiere nuevas dimensiones. Un problema que exige de nuestro sindicalismo nuevas perspectivas de trabajo.

Nuestro desarrollo económico y social exige, de forma urgente, una nueva racionalidad en clave de desarrollo sostenible y regeneración medioambiental; al mismo tiempo, la organización de la producción y los servicios vive un permanente proceso de transformación bajo la lógica de la flexibilidad. Este momento histórico es un momento de “encrucijada”. El sindicalismo tiene ante sí el reto de orientar las nuevas potencialidades económicas y tecnológicas en favor de las personas y la vida, en favor del planeta; y su mejor contribución a este gran movimiento son nuevas políticas de intervención sindical en el cambiante mundo del trabajo.

imagen1

La Escuela de Verano de CC.OO. de Catalunya ha dedicado este año su espacio de reflexión crítica al análisis de los nuevos problemas de movilidad, de las políticas de transporte y, muy especialmente, a los contenidos y propuestas para construir una nueva acción sindical que integre de forma natural, como objetivo sindical, la promoción del transporte colectivo a los centros de trabajo.

Entre las principales conclusiones destacamos:

  • La necesidad de responsabilizar al empresario concreto y sus organizaciones de los problemas del acceso al centro de trabajo y las infraestructuras de transporte.
  • Apuesta por una acción sindical y una negociación colectiva que extienda su ámbito de intervención: en el tiempo, no sólo al tiempo de trabajo en sentido restrictivo, sino también a los tiempos de desplazamiento y los problemas de la movilidad; en el espacio, no sólo al centro físico de trabajo, sino también al conjunto territorial y de infraestructuras de acceso, al entorno medioambiental en que se ubica.
  • La negociación sindical de los cambios en la organización del trabajo y la reorganización de los tiempos de trabajo, los procesos de reubicación de empresas, y la apertura planificada de nuevos polígonos industriales y espacios de trabajo multiempresarial, deben necesariamente llevar aparejada la negociación de los medios e infraestructuras de transporte colectivo.
  • El transporte colectivo debe dejar de ser el derecho adquirido por las personas en el momento del traslado de la empresa, para convertirse en una condición de trabajo más: afecta a todas las personas y tiene relación con la salud laboral y la prevención de riesgos “in itínere”, el tiempo de trabajo y la calidad en el empleo. Esta nueva concepción se opone a las lógicas que convierten al transporte colectivo en un fenómeno residual y a los problemas de movilidad y el uso del coche privado, en un factor de nueva desigualdad entre las personas (desigualdad de género y de edad) e incluso de marginación y exclusión social (personas inmigrantes o colectivos con dificultad de incorporación al mercado de trabajo).
  • La negociación del transporte colectivo debe incorporar a todos los elementos que conforman la organización del trabajo de una empresa, por tanto también a las contratas y subcontratas, a las ETTs. y a los autónomos.
  • Un planteamiento sostenible y viable de transporte colectivo exige potenciar una política y desarrollo del transporte público planificado como eje central, y articular con esta política el desarrollo de formas complementarias de transporte colectivo, con criterios de optimización del dimensionamiento, de seguridad y económicos.
  • Exigencia sindical de creación de una “Oficina para la promoción del transporte colectivo en el acceso a los centros de trabajo”, que coordine –en el caso de Catalunya- a los Departaments competentes de la Generalitat de Catalunya, con las Autoridad Metropolitana de Transportes de Barcelona y los principales Consells Comarcales, que con participación de los sindicatos y patronales, analicen, detecten y prevean las necesidades de transporte colectivo y lo promocionen con propuestas concretas de actuación.
  • Acordar e instituir la figura del “responsable de movilidad” u organismos paritarios “ad hoc” en los polígonos industriales o espacios multiempresariales (también en las grandes empresas) como promotores de propuestas y alternativas concretas en las situaciones cambiantes y con una gran capacidad de atender a las necesidades de las personas.
  • Incorporación de los problemas de la movilidad a la evaluación y prevención de riesgos laborales.
  • Promover las posibilidades de reubicación laboral pactada para un tratamiento del problema de la movilidad del domicilio al trabajo que tienda a su aminoración.
  • Rechazo de las políticas empresariales de incentivación del aparcamiento del coche privado.
  • Cuestionamiento del actual diseño de los polígonos industriales y espacios multiempresariales, para favorecer el acceso y comunicación peatonal y el uso de la bicicleta.

Más información:

Emilio Menéndez Pérez
ISTAS-CC.OO.
C/Modesto Lafuente, 3
28010 Madrid
Tel: 91- 5913616
Email: emenendez@istas.ccoo.es

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.