Daphnia 28: Eliminación de tóxicos en el sector limpieza

Eliminación de tóxicos en el sector limpieza

Desde el año 1998 se han desarrollado varios proyectos de eliminación del uso de sustancias tóxicas en el sector limpieza del Estado de California (EE.UU.) que han dado como resultado una reducción de la utilización de más de 8 toneladas anuales de ingredientes tóxicos en los productos de limpieza. El proyecto ha conseguido también informar sobre el riesgo tóxico a más de 6.500 trabajadores del sector durante el año 2001. Presentamos tres de estos proyectos:

PROYECTO RICHMOND DIRIGIDO A PEQUEÑAS ORGANIZACIONES

Este proyecto se inició en el año 1998 en el Condado de Richmond, financiado por el programa de Justicia Medioambiental de la Agencia Ambiental de EE.UU. (EPA), con el objetivo de reducir el uso de sustancias tóxicas en los productos de limpieza utilizados en comercios, guarderías, iglesias, centros cívicos, empresas y otras pequeñas organizaciones.

Participaron 32 entidades que utilizaban al año productos de limpieza que contenían 1.522,5 Kg de ingredientes tóxicos. Cada trabajador de la limpieza utilizaba 18,7 Kg de sustancias tóxicas al año. Con las medidas preventivas propuestas por los impulsores del proyecto, se estimó un potencial de reducción anual del uso de tóxicos de un 13%, esto es 2,3 Kg por trabajador.

Medidas de reducción del uso de sustancias tóxicas:

  • Sustitución de sustancias químicas: cambiando productos que contienen sustancias de elevada toxicidad por otros de menor toxicidad, consiguieron reducir el uso de tóxicos por trabajador en más de 1 Kg. El principal obstáculo fue la dificultad para conseguir los productos alternativos en tiendas y distribuidores locales.
  • Reducción de la utilización de sustancias químicas tóxicas: cuando no se encontraron sustitutos menos tóxicos se optó por reducir la cantidad utilizada, diluyendo todo lo posible y utilizando estas sustancias sólo en casos imprescindibles. De esta forma se redujo la utilización de 650 gramos anuales de tóxicos por trabajador.
  • Medidas indirectas: con los siguientes métodos indirectos se redujo también de forma considerable (650 gramos por trabajador) el uso de tóxicos:
    • Reducir la entrada de suciedad al edificio instalando alfombras o moquetas en las entradas y aspirándolas rutinariamente. Menor suciedad en el edificio implica menor necesidad de limpieza y, por tanto, menor uso de sustancias químicas.
    • Cuidar el almacenamiento y la mezcla de los productos de limpieza reduce la posibilidad de vertidos y la generación de residuos.
    • Utilizar pulverizadores en lugar de aerosoles conlleva un doble beneficio: no se utilizan sustancias propelentes y no se desperdician productos químicos cuando se estropean las boquillas de los aerosoles.

PROYECTO SANTA CLARA DIRIGIDO A GRANDES ORGANIZACIONES

La EPA financió durante 18 meses un proyecto en el condado de Santa Clara, para reducir el uso de tóxicos por parte de los trabajadores de 47 grandes empresas y organizaciones del sector limpieza que empleaban a 6.800 trabajadores. Debido a la importancia que tienen los accidentes laborales por uso de productos de limpieza, este proyecto se centró en: los peligros relacionados con los trabajos de limpieza de alto riesgo, técnicas para almacenar y mezclar sustancias con seguridad y métodos de formación para que los trabajadores aprendan por sí mismos los riesgos sobre la salud de las sustancias químicas que utilizan.

Como media, un trabajador del sector utiliza 25 Kg de sustancias tóxicas cada año, con un potencial de reducción del 40% aplicando las medidas preventivas propuestas. El proyecto enfatizó la sustitución de 19 productos utilizados para la limpieza de suelos, moquetas, aseos, ventanas y limpieza en general.

Medidas preventivas

  • Sustitución de tóxicos.
  • Reducción del uso de sustancias químicas. Controlar las cantidades de todos los productos que se utilizan reduce entre un 10% y un 20% su uso.
  • Pulido de suelos: Los productos para pulido y vitrificado de suelos pueden contener hidróxido de amonio, etanolamina y butoxietanol, que ocasionan graves riesgos tanto a trabajadores de limpieza como a los ocupantes de los edificios. Es posible reducir en un 50% el uso de estos productos al:
    • No pulir los suelos de forma rutinaria, solo cuando realmente lo necesiten.
    • Reducir la frecuencia de pulidos: evitando la entrada de suciedad de la calle, protegiendo las zonas de paso y desgaste mayor con moquetas o gomas, limpiando con mopas o aspirando frecuentemente.
    • Diluir al máximo los productos y evitar mezclarlos con otros.
    • Aclarar bien el suelo una vez pulido antes de aplicar el producto para el acabado.
  • Limpiadores de porcelana ácidos formulados con ácido clorhídrico, fosfórico o hidroxiacético utilizados para la limpieza de WC. La utilización de estos peligrosos productos se puede reducir de forma significativa no utilizándolos de forma rutinaria. Se deben utilizar dos productos, uno suave para la limpieza diaria y uno ácido solo cuando sea imprescindible.
  • Otras medidas preventivas:
    • Reducir la entrada de suciedad: instalar moquetas en las entradas, puertas dobles y una presión atmosférica interior positiva reducen la entrada de suciedad. Aspirar diariamente, incidiendo sobre todo cerca de paredes y bordes de moquetas.
  • Diseñar los edificios con materiales e instalaciones fáciles de limpiar: no instalar moquetas en almacenes, no instalar moquetas cerca de suelos de vinilo, diseñar el sistema de aire acondicionado para evitar el movimiento de polvo.

PROYECTO SOUTHERN CALIFORNIA JANITORIAL CHEMICALS SAFETY

Este proyecto, llevado a cabo en el año 2001, consistió en la difusión de información sobre medidas preventivas a 6.550 trabajadores del sector limpieza del sur de California que utilizaban una media de 24 Kg de sustancias peligrosas al año. La información se difundió mediante 4 vías:

  • Visitas: se mantuvieron 22 reuniones con responsables de mantenimiento de edificios, responsables de salud laboral y trabajadores de 75 localidades. Durante las reuniones se revisaron los productos que se utilizaban, prácticas de trabajo y gestión de inventarios. 
  • Talleres: se realizaron 7 sesiones con la asistencia de 113 personas en las que se trabajó sobre como elegir productos menos peligrosos. 
  • Revisiones de productos químicos: se revisó el contenido de varios cientos de productos de limpieza para empresas y organismos públicos. 
  • Envíos: se realizaron envíos a 1.150 contratas de limpieza y empresas de Santa Barbara con hojas informativas o boletines de noticias. Los resultados iniciales indican que un tercio de las recomendaciones de sustitución de sustancias se han llevado a cabo, con una reducción neta de 8.265 kg de sustancias químicas peligrosas. Los cambios principales están ocurriendo en 4 tipos de productos: 

    • Limpia cristales
    • Limpia WC ácidos 
    • Limpiadores y desengrasantes generales y 
    • Limpia metales.

Más información:

Página web «Janitorial Products. Pollution Prevention Project»
http://www.westp2net.org/janitorial/jp4.htm
Esta página web recoge información sobre productos de limpieza, riesgos, alternativas, buenas prácticas e informes sobre todos los proyectos descritos.

imagen1

imagen2

imagen3

imagen4

imagen5

imagen6

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.