Daphnia 39: Salud y seguridad en las centrales nucleares

Salud y seguridad en las centrales nucleares

Comisiones Obreras presentó recientemente una ponencia sobre salud y seguridad en las centrales nucleares en la Mesa de Diálogo sobre la Evolución de la Energía Nuclear en España, en la que están representados el Gobierno, la sociedad civil y expertos en la materia. Destacamos un capítulo del informe, el que estudia los riesgos derivados de las radiaciones ionizantes.

Uno de los riesgos más importantes a los que están expuestos los trabajadores de las instalaciones nucleares y, en especial, los de centrales nucleares, es el radiactivo.

El riesgo radiactivo no es despreciable en condiciones de funcionamiento normal, puede ser importante en determinadas operaciones como la carga y descarga del reactor y es potencialmente muy importante en el caso de accidentes con fuga de materiales radiactivos.

imagen1

Un estudio muy reciente estima que el 1-2% de las muertes por cáncer (incluida leucemia) entre los trabajadores de una cohorte de 407.391 trabajadores de centrales nucleares de 15 países, pueden ser atribuidas a la radiación. Uno de los países participantes fue España. En la muestra española se incluyeron 3.633 trabajadores a los que se les realizó un seguimiento en el período 1970-96, estimando que habían recibido una dosis individual acumulada de 25.5 milisievert (mSv). El estudio estima que una dosis acumulada de 100 mSv produce un 9,7% de incremento de la mortalidad para todos los cánceres -excepto la leucemiay un 19% de incremento de la mortalidad por leucemia (excluyendo la leucemia linfocítica crónica).

La Comisión Internacional de Protección Radiológica recomienda un límite de exposición laboral de 100 mSv de dosis acumulada en un período de cinco años (sin exceder los 50 mSv ningún año).

Dos estudios de mortalidad por cáncer en la población vecina a instalaciones nucleares españolas no encontraron un exceso de riesgo por cáncer en la población vecina a cuatro de las centrales nucleares (Zorita, Garoña, Vandellós y Almaraz). Sin embargo, se observó un exceso de riesgo para el cáncer de estómago en el área de la central nuclear de Garoña, así como para el cáncer renal y óseo en el área de la de Vandellós y tumores de tejidos conectivos en el área de la de Zorita y en la de Almaraz. Asimismo, se apreciaba un exceso de riesgo de mortalidad por leucemia en el área de las instalaciones de Andújar y Ciudad Rodrigo, de cáncer de pulmón en el área de Ciudad Rodrigo y de cáncer de mama en mujeres en el área de El Cabril y de cánceres de colon, de riñón y de tiroides en el área de La Haba.

En estos estudios no se han observado un exceso de riesgo de mortalidad para el conjunto de los cánceres, pero un exceso de riesgo para algunos cánceres en las áreas de todas las instalaciones estudiadas.

El texto completo de la ponencia, que ha sido elaborada por Fernando Rodrigo, director del ISTAS, y por Palmira García, de la Federación del Metal de CCOO, puede descargarse de www.ccoo.es o www.istas.ccoo.es

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.