Daphnia 43: Buen dato, pero aún lejos de Kioto

Buen dato, pero aún lejos de Kioto

Emisiones de gases de efecto invernadero 2006.

En 2006 las emisiones de gases de efecto invernadero en España en relación a 1990 (año de referencia de Kioto) se redujeron un 4,1% respecto a las emisiones de 2005, según el último informe de la Secretaría Confederal de Medio Ambiente y Salud Laboral de CCOO presentado en abril. De seguir esta tendencia sí se logrará cumplir el Protocolo de Kioto en 2012, aunque las emisiones en España aún se encuentran en el 48,05% por encima de las de 1990,muy lejos del objetivo de reducción.

 

Todos los sectores rebajaron sus emisiones en 2006, excepto el transporte aéreo , en el que se incrementaron un 5,5 %, y el cementero, con un 7 %. El sector energético, junto con el transporte, continúa siendo el más emisor, con un 78,5% del total y un aumento del 59,7% respecto a 1990.

Es importante señalar que este descenso de emisiones se ha producido en un escenario en el que se ha dado a la vez una reducción del consumo de energía primaria de un 1,3% y un crecimiento del Producto Interior Bruto de un 3,9%, lo que significa que finalmente se ha desacoplado el consumo energético del crecimiento económico.

imagen1

El buen resultado ha sido posible gracias a varios factores:

  • Se ha dado un cambio en el mix energético del año 2006 hacia energías menos emisoras. Por un lado, ha ascendido la producción hidroeléctrica por el buen año de lluvias (32,1% más que en 2005), lo que ha provocado una menor necesidad de actividad de las centrales de ciclo combinado que funcionan con combustibles fósiles (gas natural, carbón importado y productos petrolíferos refinados). En este mismo sentido ha actuado el aumento de los precios de estos combustibles.
  • Están empezando a tener efecto las políticas adoptadas en esta materia en los últimos años.
  • Durante el año 2006 la temperatura fue más moderada, lo que produjo una disminución de las necesidades de calefacción y aire acondicionado y por tanto un menor gasto de energía.

Se trata ahora de consolidar en los próximos años esta tendencia a la reducción de emisiones. Para ello, Comisiones Obreras considera que es imprescindible que se introduzcan una serie de cambios en las políticas
de los sectores más emisores: energía y transporte.

Estos cambios deben reflejarse en la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, que el Ministerio de Medio Ambiente está elaborando en la actualidad.

Los cambios propuestos incluyen:

  • Ley de movilidad, que condicione la planificación urbanística y sectorial
  • Ley de energías renovables, que provea al sector de un marco estable, condición necesaria para que continúe su desarrollo.
  • Ley sobre uso de la energía, que regule el consumo de la energía en los sectores comercial y residencial y los centros administrativos, públicos y privados
  • Medidas fiscales que favorezcan las reducción de emisiones, en especial transporte y energía
  • Deben reorientarse las inversiones contempladas actualmente en el Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte (PEIT), de manera que se potencien más los modos de transporte menos contaminantes, ferrocarril y mar, tanto para viajeros como para mercancías y, en especial, que se actúe para mejorar la intermodalidad y las conexiones del transporte público.

Ana Belén Sánchez. ISTAS
absanchez@istas.ccoo.es

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.