Daphnia 44: De Viena a Bali

De Viena a Bali

El camino a seguir después del Protocolo de Kioto.

Los 167 países que han ratificado el Protocolo de Kioto –que contempla una reducción global de las emisiones de un 5% en 2012 respecto a 1990– ya han acordado que continuarán con su compromiso de reducción de emisiones

El nuevo acuerdo entrará en vigor en 2013 y ahondará en el objetivo de la Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas: “Lograr la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático en un plazo suficiente; que permita que los ecosistemas se adapten naturalmente al cambio climático,
asegurar que la producción de alimentos no se vea amenazada y permitir que el desarrollo económico prosiga de manera sostenible”.

El nuevo acuerdo potenciará los aspectos del actual Protocolo de Kioto, como los mecanismos de flexibilidad (comercio de emisiones e inversiones de países más desarrollados en proyectos de desarrollo limpio acogidos por países en desarrollo), y mejorará otros, entre los que cabe destacar la necesidad de que el nuevo marco sea aceptado por todos los países, incluido Estados Unidos y los países en desarrollo.

imagen1

Se necesitan acuerdos de reducción mucho mayores. El Panel Intergubernamental para el Cambio Climático habla de la necesidad de disminuir las emisiones en torno al 30% para el año 2020 y entre el 60 y 80% para el año 2050 –la Confederación Europea de Sindicatos apoya una reducción a nivel global del 80% en 2050– para evitar que las temperaturas aumenten más de 2oC, el límite a partir del cual las consecuencias del calentamiento global pueden ser catastróficas.

Cronograma para el nuevo acuerdo
Dado que los países necesitan unos cuatro años para firmar y ratificar el nuevo acuerdo, éste debe estar terminado en 2009, lo que implica que en la próxima Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas de diciembre, que se celebrará en Bali (Indonesia) deben definirse los puntos principales de trabajo en lo que se llamará el “Mandato de Bali”. Estos puntos deben incluir la reducción total y por países prevista, los parámetros para establecer esta reducción, los instrumentos que podrá utilizar cada país (proyectos de desarrollo limpio, comercio de emisiones, eficiencia energética, etc) los Estados para realizarla y el tiempo de aplicación.

¿Qué proponen los sindicatos?

  • Objetivo del nuevo acuerdo. Evitar que el calentamiento global supere los 2oC estableciendo para ello una senda de reducción global de emisiones que garantice lograr tal objetivo, bajo el principio de responsabilidad común pero diferenciada.
  • Obligaciones de los países desarrollados. Compromiso vinculante de reducción de emisiones para los países industrializados, con un objetivo de conjunto de reducción del 30% en 2020 en relación a las emisiones de 1990, hasta llegar al 80% en 2050. El reparto de reducción de emisiones entre países industrializados podría ser diferente para cada uno de ellos siguiendo diversos criterios de equidad.
  • Obligaciones de los países en desarrollo. Tendrán la posibilidad de asumir acuerdos voluntarios de reducción o limitación de sus emisiones, en especial los países emergentes, con desarrollos económicos más dinámicos. Cuanto mayor sea el grado de compromiso adquirido por el país en desarrollo mayor será su participación en estos tres campos: más inversiones recibirá, más transferencia de tecnología y más participación tendrá en el mercado internacional de emisiones.
  • Para estimular la adhesión a estos compromisos se establecerían los siguientes incentivos:
    4 Fomento de inversiones en tecnologías limpias por parte de los países desarrollados, entre otras vías dando continuidad al Mecanismo de Desarrollo Limpio.
    4 Refuerzo de los diferentes fondos, ya desarrollos, que fomentan la transferencia de tecnología. Estos programas se realizarán preferentemente con los países que hayan suscrito compromisos voluntarios.
    4 Apertura a la participación en el Mecanismo Mundial de Comercio de Emisiones de CO2 para las empresas de aquellos países en desarrollo que suscriban compromisos voluntarios.
    Ana Belén Sánchez. ISTAS
    absanchez@istas.ccoo.es

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.