Daphnia 46: Daniel Tanuro

Daniel Tanuro

Ingeniero agrónomo, periodista y miembro de la Comisión de Trabajo sobre Cambio Climático del sindicato belga FGTB.

El movimiento sindical no debe ser ajeno a la lucha contra el cambio climático, asegura Daniel Tanuro, ingeniero agrónomo, periodista y miembro de la Comisión de Trabajo sobre Cambio Climático del sindicato belga FGTB. Tanuro ha participado en Madrid en una serie de jornadas sobre cambio climático organizadas por ISTAS. Hacía cuarenta años que no visitaba la ciudad, que le ha recibido con temperaturas cercanas a los cuarenta grados

“Los trabajadores deberían ser capaces de demostrar que es posible una alternativa ecológica al neoliberalismo”

¿Qué papel pueden y deben jugar los trabajadores en la lucha contra el cambio climático?

El movimiento obrero debería participar en la concreción de un movimiento mundial de masas cuyo fin fuese la lucha contra el calentamiento global, una lucha que debería tener dos pilares: la eficiencia ecológica y la justicia social. Los trabajadores, además, deberían integrar la lucha contra el cambio climático en su actividad diaria y en su agenda de contestación al neoliberalismo. Deberían ser capaces de demostrar que es posible una alternativa ecológica al neoliberalismo.

¿Pero cómo se puede convencer a los trabajadores de que la lucha contra el cambio climático es también una lucha por defender sus intereses?

imagen1

Está claro que una de las prioridades del movimiento sindical es la reivindicación de mejoras salariales. Pero la respuesta al neoliberalismo necesita de propuestas alternativas en otros ámbitos, como es el modelo energético. Los sindicatos deberían promover un modelo energético alternativo que, además, redundara en la disminución de las desigualdades sociales y de los servicios energéticos. Debería concebirse un sistema que contemplase el acceso a la electricidad o al agua caliente como derechos fundamentales y, por tanto, gratuitos. A partir de un determinado nivel de consumo, se debería penalizar progresivamente el exceso, hasta un techo.

¿Cómo evalúa el trabajo que están haciendo los sindicatos europeos en relación al cambio climático?

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) sigue una política de acercamiento a la política oficial de la Unión Europea, no está desarrollando propuestas alternativas, lo que es un error porque los europeos podríamos liderar el cambio global hacia otro modelo energético.

La autocontención, la austeridad individual y social, comienza a abrirse camino en el plano ideológico como una herramienta clave en el camino hacia una sociedad más sostenible. ¿Pero no es una idea un tanto alejada de las aspiraciones de los trabajadores, que buscan mejoras salariales y más bienestar material?

Como decía antes, la reivindicación salarial sigue en pie. Pero debe completarse con otras reivindicaciones, como tener más tiempo libre. La lucha por la jornada semanal de 35 horas debe seguir siendo una de nuestras prioridades. Los trabajadores se concienciarán de que es preciso cambiar el modelo de producción y consumo cuando perciban que el calentamiento global está afectando no sólo a los países más pobres, sino que también es una amenaza para sus propios puestos de trabajo.

Javier Morales Ortiz
jmorales@ccoo.es 

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.