Daphnia 51: Adiós a 500 sustancias químicas altamente peligrosas

Adiós a 500 sustancias químicas altamente peligrosas

Al menos 478 sustancias químicas consideradas altamente peligrosas por sus efectos nocivos sobre la salud y el medio ambiente podrían ser candidatas a la lista de autorización de la norma Reach de control y autorización de sustancias químicas.

Si las sustancias candidatas se incluyen finalmente en la lista de autorización no podrían comercializarse en la Unión Europea sin previa autorización de la Comisión Europea, un aval que no se concederá si existen alternativas menos nocivas, según establece la propia norma Reach.

Los Estados miembros y la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA, en sus siglas en inglés), a instancias de la Comisión Europea, son los responsables de la propuesta de sustancias altamente preocupantes para su inclusión en el proceso de autorización. Sin embargo, hasta el momento, la ECHA sólo ha publicado 29 sustancias en la mencionada lista de candidatas (lista previa a la lista de autorización), lo que ha generado serias criticas por parte de las organizaciones no gubernamentales y sindicatos pues existen al menos 1.500 sustancias altamente preocupantes, según los criterios de la norma Reach.

Las 478 sustancias que previsiblemente serán candidatas al proceso de autorización serán propuestas al menos por los seis Estados miembros (Países Bajos, Alemania, Austria, Francia, Suecia y Dinamarca) que han tomado la iniciativa. De ellas, 85 se habían recogido en la lista sindical europea de 305 sustancias altamente peligrosas (TU List), que ha elaborado el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) de CCOO a instancias de la Confederación Europea de Sindicatos, con el objetivo de contribuir a la aplicación práctica del Reach.

CCOO considera que es un avance la iniciativa de estos seis países y piden a España que se adhiera a este grupo de estados. CCOO solicita al Gobierno español, como presidente de turno de la UE, que promueva como candidatas al proceso de autorización del Reach a las sustancias altamente peligrosas que aún no se han incluido, con especial atención a la lista de las que han elaborado los sindicatos.

La inclusión de las 478 sustancias supondría un avance significativo para la protección de la salud y el medio ambiente ya que la propia UE reconoce que existe un gran número de sustancias muy peligrosas circulando en el mercado comunitario y que deberían ser propuestas en los próximos años para su "prohibición" en Europa.

De las 478 sustancias, el 74% son cancerígenas, como la acrilamida o los cromatos de plomo, utilizados en la metalurgia y en colorantes y pinturas. El 48% son tóxicas para la reproducción, como el dicloruro de dibutilestaño (usado en la producción de espuma de poliuretano); el mercurio, que se usa en la fabricación y reparación de instrumentos científicos (termómetros, por ejemplo), en la fabricación de tubos fluorescentes, termostatos automáticos y de juguetes electrónicos y químicos para niños; o el diisobutil ftalato, que se usa en la fabricación de plásticos y productos de higiene. El 9% son mutágenas (41 sustancias), tales como el benceno (desengrasante, disolvente, limpiador) y el 3% son tóxicas, persistentes y bioacumulativas (PBT), como el triclorobenceno, que se usa en tintas, componente de fluidos dieléctricos y como disolvente.


Exclusión injustificada de la acrilamida

El proceso de autorización del reglamento Reach que regula el comercio y uso de sustancias químicas dentro de la Unión Europea y que entró en vigor el 1 de junio de 2007 pretende sacar del mercado europeo las sustancias más peligrosas.

En la primera "ronda" de sustancias propuestas al proceso de autorización sólo se incluyeron a la lista de candidatas 15 sustancias altamente preocupantes, y a principios de 2010, en la segunda "ronda", se han propuesto otras 15, todas ellas propuestas en la lista sindical europea (TU List), elaborada por ISTAS-CCOO a instancias de la CES. Una de ellas, la acrilamida, la sustancia más preocupante de la lista sindical, que fue también identificada como una sustancia de muy alta preocupación por el Comité de los Estados miembros y la ECHA, ya que tiene propiedades como cancerígena, mutágena, neurotóxica, alérgena y tóxica para la reproducción, ha sido suspendida del proceso de autorización, de conformidad con la orden del presidente del Tribunal General de la UE, ya que las mayores empresas productoras de acrilamida1 han bloqueado el proceso, denunciando que se trata de una sustancia intermedia, con lo que no estaría sujeta a autorización de Reach. A pesar de que obviamente, dicha sustancia tiene otros usos en la industria2, el presidente del Tribunal General de la UE ha bloqueado el proceso como medida cautelar3, de modo que en un plazo de tres o cuatro años la industria tendrá impunidad a la hora de producir esta sustancia tan peligrosa para la salud de la población y el medio ambiente.

(1) Las compañías SNF, SAS y el Grupo de Productores de Polielectrolitos (PPG)
(2) Se emplea en la fabricación de papel, extracción de metales, industria textil, como copolímero en lentes de contacto, en tratamiento de agua, en la producción de plásticos, pegamentos y en procesos minerales y obtención de colorantes. También se emplea en la síntesis de poliacrilamidas.
(3) Auto T-1/10 R

 

Tatiana Santos Otero
Área de Riesgo Químico de ISTAS
tsantos@istas.ccoo.es

Para más información:

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.