Daphnia 61: Ciclismo urbano, contaminación del aire y salud.

Ciclismo urbano, contaminación del aire y salud.

David Rojas-Rueda
El ciclismo urbano está renaciendo en las ciudades de España y del mundo. Poco a poco, este modo de transporte esta abriéndose camino en las ciudades, para ofrecer una alternativa más sostenible a la movilidad, pero también más saludable. Este artículo resume los factores que desde la salud pública reivindican el fomento del ciclismo urbano.

El ciclismo urbano tiene el potencial de sustituir viajes en vehículos motorizados, en especial su potencial se centra en los viajes de hasta 7 o 10 km. Esta sustituciónimplicaría una reducción de las emisiones de contaminantes del aire. Cuando hablamos de contaminantes del aire podríamos dividirlos en dos grandes grupos a) los de interés ambiental en especial por sus efectos sobre el cambio climático como es el CO2, y b) los de interés en salud, en especial los que mayor daños a la salud producen como las partículas suspendidas, los óxidos de nitrógeno (NOx) o el ozono.

Existe mucha evidencia científica que muestra los efectos de la contaminación sobre la salud. Porejemplo, se ha relacionado la inhalación de partículassuspendidas con la reducción de la esperanza de vida, el incremento de la mortalidad, enfermedades como diabetes tipo 2, cáncer de pulmón, infartos de corazón, etc. Otros contaminantes como el NOx o el ozono también se han relacionado con múltiples enfermedades, respiratorias y crónico degenerativas. Es por esto que la evidencia sugiere también que intervenciones encaminadas a reducir las emisiones de estos contaminantes (p. ej. mediante la sustitución del coche por la bicicleta), en especial en áreas densamente pobladas,producirá importantes beneficios a la salud. En la tabla 1, se muestran las estimaciones en la reducción de la concentración de partículas suspendidas por la substitución de viajes en coche por viajes en bicicleta en Barcelona y sus impactos en la salud.Este es un buen ejemplo que muestra como las intervenciones en movilidad pueden impactar directamente a la salud.

 

Tabla 1. Impactos a la salud y medioambiente de la sustitución de viajes  en coche por bicicleta en Barcelona (adaptado de Rojas-Rueda D. et al, 2012).

Contaminación para el ciclista urbano.

Otro aspecto a considerar también en esta ecuación es el impacto de la contaminación sobre los ciclistas. Muchos ciclistas perciben la contaminación del aire como un factor de riesgo para su salud. Existe evidencia que ha medido la concentración de diferentes contaminantes en la bicicleta, en el coche y en otros modos de transporte. Esta evidencia muestra que las concentraciones de contaminantes son mayores en el coche que en una bicicleta aun siguiendo una misma ruta(Figura 1) . Pero en esta relación tenemos que tomar en cuenta un tercer factor que es la actividad física. El ciclista durante el trayectotermina inhalando mas contaminantes que alguien que solo va sentado en un coche. Esto se explica porque el ciclista incrementa su frecuencia cardiaca y respiratoria, y la cantidad de litros de aire inhalada en una misma ruta es casi el doble que el que viaja sentado en un coche. Al final siguiendo una misma ruta, apesar de que la contaminación es más alta en el coche, el ciclista por realizar la actividad física termina inhalando una concentración ligeramente mayor de contaminantes (Tabla 2).

Actividad física y contaminación.

imagen1

Hasta ahora hemos descrito los impactos de la contaminación, pero no los beneficios de la actividad física y su relación con la contaminación. Existen diferentes estudios que analizan los impactos  en la salud de realizar actividad física en un ambiente contaminado. Estos estudios concluyen que a pesar de inhalar mayor contaminación y que esta contaminación daña la salud, los beneficios de la actividad física tienen la capacidad de contrarrestar estos daños de la contaminación. Estos estudias han mostrado que los beneficios de la actividad físicatambién sobrepasan los daños de la contaminación produciendo un balance positivo en salud para los que realizan actividad física  a pesar de la contaminación urbana (Figura 2).

Recomendaciones.

Conociendo esta evidencia solo nos queda recomendar promover el ciclismo urbano que ayudara nosolo a reducir las emisiones de contaminantes de efecto invernadero, si no también las emisiones de contaminantes con un impacto directo en la salud de los ciudadanos (los ciclistas ayudan a mejorar la calidad del aire y la salud de sus comunidades),  además un mensaje muy importante a los ciudadanos y ciclistas, el mayor beneficios a la salud se la lleva quien decide dejar el coche y subirse a una bicicleta.

Actualmente se está iniciando un estudio sobre transporte y salud en 7 ciudades europeas donde se incluye Barcelona, si deseas participar en nuestra encuesta online haz clic aquí . 

Figura 1. Concentración de partículas ultra finas (UFP) en diferentes modos de transporte (Peatones, Bicicleta, Bus, Coche y monitor fijo de la ciudad) en Barcelona (de Nazelle A. et al, 2012).

Tabla 2. Dosis final inhalada de partículas suspendidas entre coche y bicicleta en una misma ruta (adaptado de Rojas-Rueda D. et al, 2011). 

Figura 2. Años de vida ajustados por discapacidad de la substitución del 20 % viajes cortos (<3km) en coche por bicicleta en Barcelona (adaptado de Rojas-Rueda D. et al, 2012).

Los años de vida ajustados por discapacidad toman en cuenta los años de vida perdidos por muerte prematura (muerte) más los años de vida con discapacidad (enfermedad).

David Rojas-Rueda es investigador del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL), Barcelona.

 

 

 

 

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.