Daphnia 63: Nueva versión de la norma ISO 14001 para la gestión ambiental

Nueva versión de la norma ISO 14001 para la gestión ambiental

Antonio Ferrer
El pasado mes de septiembre se publicó la nueva versión de la norma ISO 14.001, el estándar internacional de referencia para la gestión ambiental y que en el Estado español cuenta con cerca de 16.000 empresas certificadas. Las empresas que tienen implantada la versión anterior tienen 3 años para adaptarse a la nueva norma.

Con carácter general se puede manifestar que se introducen cambios respecto del anterior estándar que deberían repercutir en una mejora del comportamiento y rendimiento ambientalde las organizaciones, así como en la comunicación con sus partes interesadas, si bien se ha quedado a mitad de camino en su intento de alinearse con el Reglamento EMAS, el otro instrumento de gestión ambiental de referencia para las organizaciones y mucho más riguroso que el primero.

Entre los cambios derivados de los nuevos requisitos conviene señalar los siguientes:

  • Más facilidad para integrarse en otros sistemas de gestión (calidad y seguridad y salud en el trabajo).
  • Mayor implicación y compromiso de la Alta Dirección con el sistema de gestión ambiental y necesidad de integrar la gestión ambiental en la gestión estratégica de la empresa.
  • Identificación de las necesidades y expectativas de las partes interesadas de la empresa y mejora de la comunicación con las mismas. En este sentido, los trabajadores y sus representantes son partes interesadas pertinentes al sistema de gestión ambiental y la empresa debe identificar sus necesidades y expectativas. Al planificar el SGA, la organización debe considerar estas necesidades y expectativas.
  • Incorporación de la perspectiva del Análisis del Ciclo de Vida (ACV) de los productos y servicios (compras y diseño interno). Con ello no se exige que se aplique una metodología concreta de ACV, pero sí que tengan en cuenta esta cuestión en aquellas etapas que puedan estar bajo su control o influencia (proveedores, producción, mantenimiento, transporte, fin de vida de producto y disposición final).
  • Se explicita la necesidad de la mejora del comportamiento ambiental de la organización, y no sólo de la mejora continua del sistema de gestión ambiental como hasta ahora.Por ejemplo, en la política ambiental se tiene que reflejar el requisito de la protección del medio ambiente. Ello supone ir más allá de la prevención: se exige ser proactivo en la protección del medio ambiente (reducciónde emisiones, eficiencia en el uso de los recursos, etc.)
  • Se establece el requisito de la comunicación externa de información sobre el SGA. Actualmente, es la organización la que decide si comunica externamente información sobre su SGA.

En este contexto descrito, la representación legal de los trabajadores y trabajadoras (RLT) de aquellas empresas que tengan implementada la norma UNE-EN ISO 14.001 tienen que aprovechar esta coyuntura para participar en el plan de adaptación a los nuevos requisitos y proponer un marco de participación en el sistema de gestión ambiental.

imagen1

Para ello, la RLT debe de plantear a la empresa fórmulas de participación en el SGA, el acceso a la información ambiental generada por el sistema y los resultados del mismo, en base a lo establecido en el artículo 64.7. c. del Estatuto de los Trabajadores y a la normativa sectorial que les reconoce competencias y facultades en diversas cuestiones relacionadas con distintos requisitos del sistema de gestión ambiental (medio ambiente laboral y prevención de riesgos, cambios relevantes en la organización del trabajo, formación, etc.)

 

IHOBE ( sociedad pública de gestión ambiental del Gobierno Vasco), acaba de publicar una Guía para la adaptación del sistema de gestión ambiental a la norma UNE-EN ISO 14.001.

Esta institución, de reconocido prestigio en el ámbito de la gestión ambiental y con gran influencia en el empresariado comprometido con el medio ambiente, reconoce en este documento a los trabajadores como parte interesada relevante para el funcionamiento del SGA. En este texto establece que las organizaciones deberían realizar esfuerzos para garantizar su participación constructiva en el SGA. Para dar respuesta a sus necesidades y expectativas plantea las siguientes acciones:

  • Incluir en el comité de medio ambiente al representante de los trabajador@s.
  • Nuevas dinámicas de participación de los trabajador@s para motivar su interés en el sistema.
  • Comunicación de los resultados del SGA enfocada a los trabajador@s comprensible,accesible y atractiva

 

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.