Daphnia 20: Caso práctico

Caso práctico

Comisiones Obreras ha desarrollado una experiencia piloto de identificación de riesgos ambientales asociados a disolventes orgánicos y similares en varias empresas de máquina-herramienta en el polígono industrial de Itziar (Guipuzcoa). En una de ellas se utilizaba abundantemente un decapante denominado comercialmente TUCPIN y que se utiliza como decapante de pinturas y barnices. Para identificar el riesgo aplicamos la metodología descrita en el apartado anterior.

1. IDENTIFICACIÓN DEL RIESGO

1.1. Preselección de sustancias tóxicas

Procedamos a preguntar a los compañeros que trabajan en el almacén, en la cabina de pintura y que suelen quejarse de molestias (picores de ojos, irritaciones de piel, etc.). También nos dimos una vuelta por la fábrica y nos llamó la atención algunos bidones grandes cerca de las tareas de limpieza y desengrase. En otro caso fue un olor peculiar el que nos llamó la atención sobre otros botes. Fuimos tomando notas en una ficha como la que aparece en el Cuadro 8 (Ficha 1).

1.2. Leer la etiqueta

Al leer la etiqueta se aprecia que no aparece información sobre los riesgos para el medio ambiente.

1.3. Ficha de datos de seguridad

La ficha de seguridad aporta la información básica para empezar a actuar, pero es muy insuficiente. Aún así, buscamos la máxima información relativa a cualquier sustancia que conlleve leyendo los siguientes apartados: composición, información ecológica, eliminación y otras informaciones relevantes (ver Cuadro 9).

1.4. Consultar con otras fuentes de información

A nuestra disposición tenemos la Guía KEMI, proporcionada por el Dpto. Confederal de Medio Ambiente, la Base de Datos RISCTOX y la Lista de Sustancias Cancerígenas, ambas accesibles a través de la Página WEB de ISTAS.

Al conocer únicamente el nombre específico de una sustancia, pero que se trata del ingrediente presente en mayor cantidad, sólo buscamos información relativa a diclorometano. Obtenemos el número CAS y otros sinónimos para su mejor identificación mirando el Documento sobre Límites de exposición profesional para agentes químicos en España (INSHT), que solicitamos a los/as Delegados/as de Prevención y si no a la empresa (ver Cuadro 10).

1.5. Consultar con el sindicato

Al no disponer de información sobre los riesgos para el medio ambiente nos dirigimos al Departamento de Medio Ambiente de la Confederación, que tras consultar diversas fuentes (Lista de sustancias prioritarias (Holanda), Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo de la OIT/Min. Trabajo y Asuntos Sociales, Bases de Datos de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU, etc.) nos envían la siguiente información:

A. CLORURO DE METILENO

  • Principal vía de introducción al medio ambiente: aire
  • Límites establecidos en Holanda: - Agua superficial: 0,5µg/L - Agua subterránea: 0,2 µg/L - Suelo: 0,05 µg/Kg
  • Comportamiento: En contacto con superficies calientes o llamas se descompone y forma vapores tóxicos y corrosivos. Reacciona violentamente con metales. Ataca algunos tipos de plásticos, caucho y revestimientos.
  • Persistencia: Ligeramente persistente. Vida media:2-200 días
  • Bioacumulación: No se acumula. Se expulsa rápidamente por exhalación o se transforma en el cuerpo en monóxido de carbono.
  • Contaminación del aire: Muy volátil. Aproximadamente el 99% se incorpora al aire. En Holanda la concentración en el aire en torno a algunas industrias superan los valores objetivo.
  • Contaminación del agua: En torno al 1% se incorpora al agua.
  • Daños en animales: Moderada toxicidad para organismos acuáticos. Corto plazo/exposición aguda: muerte animales, aves y peces y muerte o bajo crecimiento en plantas. Efectos puede aparecer a partir de dos días desde que termina la exposición. Largo plazo: Pueden incluir problemas reproductivos, reducción de fertilidad y duración de vida y cambios en el comportamiento. Pero no se han estudiado suficientemente estos efectos.
  • Efectos sobre la salud: Probable carcinógeno. Probablemente no haya un nivel seguro de exposición. Corto plazo: irrita ojos, piel, tracto respiratorio, pulmones. Largo plazo: daña el cerebro, riñones e hígado. Daños al sistema nervioso central. Disminuye oxígeno por su capacidad de adherirse a la sangre. Insuficientes datos sobre los efectos reproductivos, aunque es capaz de traspasar la placenta. En EE.UU. el límite de exposición ocupacional se encuentra en 25 ppm (la mitad del español). Esta reducción se ha conseguido recientemente como resultado de una fuerte campaña sindical que incluyó que el sindicato de trabajadores de la automoción UAW llevó a la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) a juicio. 
  • Riesgo para población: Riesgo de exposición por vertidos a aguas superficiales. Poblaciones cerca de vertederos de residuos peligrosos tienen un riesgo de elevada exposición, particularmente si el agua que se bebe procede de fuentes subterráneas locales. Individuos con problemas cardiovasculares son más sensibles a la exposición de cloruro de metileno. Con toda esta información rellenamos la Ficha 2 (ver Cuadro 11).

Regulaciones existentes

Existen algunas regulaciones ambientales que afectan al producto: Los envases vacíos al haber contenido una sustancia peligrosa tendrán la consideración de residuos peligrosos que están regulados por la normativa estatal Ley 10/98. Directiva 1999/13/CE del Consejo de 11 de marzo de 1999, establece límites sobre la emisión de disolventes orgánicos en determinadas actividades industriales. Otras: En Holanda tienen objetivos de reducción para esta sustancia. En Suecia se encuentra en la lista de sustancias prohibidas o de usos restringidos.

En EE.UU.: Lista de contaminantes prioritarios de la Agencia de Protección Ambiental; Lista de sustancias tóxicas que deben ser declaradas; Limites máximos de contaminación; Emisiones estándares de contaminantes atmosféricos; Niveles máximos para el agua potable; Regulación específica sobre 65 sustancias químicas; Lista de sustancias peligrosas del Departamento de Industria.

B. OTROS COMPONENTES DEL TUCPIN QUE APARECEN EN LA FICHA DE SEGURIDAD

  • Tensioactivos: Se añaden para ayudar a que la suciedad o pintura que se pretende quitar se desprenda con más facilidad. Existen cientos de formulaciones diferentes y una de sus principales aplicaciones es en detergentes. Los tensioactivos naturales (jabón y saponinas) se han sustituido casi totalmente por derivados del petróleo. Estos últimos tardan mucho tiempo en degradarse por lo que son responsables de las espumas que a menudo se acumulan en acequias, ríos y desembocaduras. Algunos de los más frecuentes son los nonilfenoleroxilatos (NPE), que a corto plazo pueden afectar los ojos, la piel, el tracto respiratorio y los pulmones y además pueden causar alteraciones hormonales en los seres vivos. Otros son: tetrapropileno-benzol-sulfonato (TPBS) o benzosulfonato alquílico lineal (LAS).

Nota: Fichas similares deberían hacerse con las otras sustancias tóxicas identificadas: HCl, fosgeno, etc.

C. DESCRIPCIÓN DE ALTERNATIVAS Y MEDIDAS DE REDUCCIÓN Y CONTROL

Teniendo en cuenta los criterios de actuación, estudiamos la posibilidad de sustituirlo con procesos o productos alternativos para decapar pintura que conlleven menos riesgos.

En este sentido el sindicato nos proporciona información sobre posibles alternativas que se vienen utilizando en otros países para distintas posibilidades:

Prevención

  • Aceites vegetales y sus ésteres.
  • Disolución alcalina.
  • Tratamiento con arena caliente.
  • Amolado.
  • Soplar con virutas de acero o arena.
  • Congelar con nitrógeno líquido.
  • Ultrasonido

Reducción

Hasta que se logre sustituir el TUCPIN, se elaborará y pondrá en marcha un Manual de Buenas Prácticas que nos sirva para reducir los riesgos para la salud y para el medio ambiente. Algunos elementos pueden ser los siguientes:

  • Llevar un inventario permanentemente actualizado del almacén.
  • Etiquetar y almacenar correctamente el decapante (en lugar seco, protegido, separado de fuentes de calor y electricidad, etc.).
  • Dosificar correctamente la cantidad mínima necesaria para eliminar la pintura.
  • Evitar las pérdidas por evaporación: realizar las operaciones lejos de fuentes de calor, cerrar correctamente los envases cuando no se estén utilizando, etc. Si es en un tanque: tapar los tanques, mantener una altura mínima entre el nivel del baño y el borde del tanque y controlar la temperatura, si es en caliente.
  • Extraer frecuentemente los fangos y residuos de los tanques de disolventes (que pueden reducir la eficacia del proceso).
  • Aumentar el grado de agitación en los baños (agitadores mecánicos, ultrasonidos, etc.).
  • Reducir la velocidad de extracción de la pieza y permitir un amplio tiempo de drenaje. Mantener un espacio suficiente entre el objeto y la pared del tanque y optimizar la posición de la pieza en el soporte.
  • Utilizar bandejas o cubetas de drenaje debajo del proceso de decapado, así como entre dos tanques para recuperar el disolvente sobrante.
  • Separar los trapos y utensilios utilizados manchados con el producto.
  • No mezclar los restos del decapante con otros residuos para potenciar el mejor tratamiento.
  • Etiquetar y almacenar correctamente los envases vacíos y restos (protegidos de la lluvia, cerrados y en buen estado, indicar composición, etc.).

Control

  • No verter por el desagüe.
  • Realizar los procesos debajo de una campana de extracción con filtración de las emisiones.
  • Medir las concentraciones de compuestos orgánicos volátiles en el aire de la fábrica.
  • Gestionar los trapos, envases y otros residuos con restos del producto (incluyendo filtros de los extractores) como residuos peligrosos, es decir, a través de un gestor autorizado.

Información y formación

Con anterioridad y de forma permanente a la introducción de cualquier cambio en la producción, se llevará a cabo una campaña de sensibilización a todos los trabajadores/ as y un programa de formación general y especializada para los puestos de trabajo afectados sobre los riesgos de este producto, medidas de reducción en origen, buenas prácticas, etc.

3. IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS ASOCIADOS A SU USO EN LA EMPRESA

Mediante la realización de un cuestionario (CC.OO. ha elaborado un modelo de cuestionario para la identificación de riesgos medioambientales que fue experimentado en el Proyecto SAT, ver Daphnia nº 12) obtuvimos un diagnóstico de los riesgos asociados al TUCPIN, que se resume a continuación:

  • Localización del riesgo en la empresa. Se usa en tres puestos de trabajo diferentes (2 turnos = 6 trabajadores) para quitar la pintura y limpiar las piezas de todo tipo de suciedad y grasa. En uno de los puestos de trabajo, el decapado se realiza por inmersión de las piezas en un tanque con TUCPIN. En el resto se utiliza manualmente. 
  • Grado de información/formación: Ninguno de los trabajadores/as ha recibido información ni formación sobre los riesgos que el producto entraña para la salud y para el medio ambiente. Se desconoce si son residuos peligrosos y la legislación al respecto. La empresa no dispone de las fichas toxicológicas. En la etiqueta no se indica riesgo para el medio ambiente.
  • Medidas de reducción y/o control del riesgo: En ningún caso se utilizan campanas de extracción. Como equipo de protección individual sólo se utilizan guantes (y no todos los utilizan). No se dosifican las cantidades. No se utilizan cubetas ni se aplican buenas prácticas para evitar o minimizar derrames o pérdidas. Los envases vacíos o semivacíos se dejan abiertos en el exterior para que se termine de evaporar los restos y después se tiran al contenedor de residuos urbanos. Con toda esta información ya podemos rellenar la Ficha 3 (ver Cuadro 13).

4. RESUMEN DE EVALUACIÓN DE RIESGOS AMBIENTALES

El diclorometano o cloruro de metileno (que constituye el 80% de TUCPIN) causa importantes riesgos para la salud (posible carcinógeno y daños al sistema nervioso central). Existen unos valores límites ocupacionales para la exposición diaria que no deben superarse, que incluso comparados con otros países no son garantía de protección de la salud laboral. Su uso está regulado y restringido en diversos países. Puede contribuir a la degradación de la calidad del aire local de forma directa (como COV) o indirecta (contribuyendo a la formación de ozono troposférico).

Si termina en los cauces de agua utilizados para consumo humano puede conllevar un riesgo para la salud ciudadana. El TUCPIN contiene además tensioactivos, que a pesar de desconocerse la composición exacta de los mismos, por lo general causan problemas en el medio ambiente por ser muy persistentes y ser bioacumulables. Algunos incluso actúan como disruptores hormonales. Este producto se utiliza en la empresa en cantidades importantes, de forma indiscriminada y con escasas medidas de precaución. Los trabajadores/as no tienen suficiente información sobre los riesgos y la correcta manipulación del producto y sus residuos, por lo que su uso constituye un riesgo para la salud laboral y para el medio ambiente. En base a la información recopilada decidimos que es prioritario eliminar y/o reducir los riesgos asociados al TUCPIN.

5. ACTUACIÓN SINDICAL

Se elabora y presenta el Plan de Actuación a la dirección de la empresa y/o acompaña de todas las herramientas clásicas de acción sindical para lograr el máximo compromiso por parte de la empresa (es decir, conseguir recursos, calendario, estudio de alternativas, etc.).

imagen1

imagen2

imagen3

imagen4

imagen5

imagen6

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.