Daphnia 42: Ángel Cogorro

Ángel Cogorro

“Es el momento de buscar otras alternativas y dejar de intentar adecuarla oferta a lademanda, posición que empíricamente se ha demostrado ineficaz”

Secretario general de la sección sindicalestatal de CCOO en el Ministerio de Medio Ambiente

Madrileño, técnico superior de la Confederación Hidrográfica del Segura (Murcia), secretario general de la sección estatal de Comisiones Obreras en el Ministerio de Medio Ambiente, Ángel Cogorro admite la dificultad de hacer acción sindical en un ministerio con un gran dispersión geográfica y organizativa, inmerso además en un proceso de transferencia de competencias a otras comunidades autónomas (la gestión de los parques nacionales, por ejemplo). Hablamos de la gestión del agua.

Hace unas semanas, un medio de comunicación publicó el borrador de la Ley de Aguas. ¿Qué opinas del texto?

El borrador plantea la creación de las denominadas demarcaciones hidrográficas -hasta ahora únicamente concretadas en la vertiente geográfica y en las que quedarán integradas las actuales confederaciones hidrográficas y demarcaciones de costas-, lo que supone una modificación sustancial a la actual estructura organizativa del Ministerio.

imagen1

Esta medida permitirá dar el mismo tratamiento a las aguas de transición y costeras que a las continentales El control de los ríos, ¿debe hacerlo la Administración central o la comunidad autónoma? ¿Qué opinas de la pretensión de algunas comunidades que han recogido en sus estatutos el control de los ríos que pasan por su territorio?

Me parece natural la pretensión de las comunidades autónomas sobre la gestión de las aguas que discurren por su territorio, algo que por otro lado no es nada novedoso. La cuenca catalana o la del sur, desde hace años la primera y más recientemente la segunda, están siendo gestionadas por sus respectivas comunidades autónomas.

En cuanto a las cuencas intercomunitarias, es necesario armonizar las legítimas aspiraciones de gestión por parte de las comunidades autónomas con la no menos necesaria gestión estatal, de manera que garantice una utilización sostenible de un recurso escaso como es el agua.

Está por ver si la reforma de la Ley de Aguas, que abre la participación a las comunidades autónomas en los órganos de gestión, será suficiente para satisfacer las pretensiones autonómicas manteniendo a la vez el importante papel que el Estado debe tener en la utilización del agua.

Los trasvases entre cuencas, ¿son necesarios o sólo agravan la llamada "guerra del agua" entre comunidades?

No es un asunto sencillo. Allá por 1964, entre Murcia y Albacete se inaguraba -algo muy común por la época- el Embalse del Cenajo, con una capacidad de más de cuatrocientos hectómetros cúbicos. En aquel entonces, los responsables políticos comentaban que con tamaña obra se acabaría con el déficit hídrico de la cuenc. Pasaron los años y hace veinticinco, también en la misma zona, se inauguraba el canal del trasvase Tajo-Segura. De nuevo los políticos afirmaron que con esa obra se terminaba definitivamente con el déficit hídrico de la cuenca. Veinticinco años después las necesidades de la cuenca siguen. A mi juicio es el momento de buscar otras alternativas y dejar de intentar adecuar la oferta a la demanda de agua, posición que empíricamente se ha demostrado ineficaz.

Javier Morales Ortiz

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.