Daphnia 51: Más solar

Más solar

Los trabajadores de Isofotón plantean en este artículo diversas actuaciones para impulsar la fotovoltaica. Isofotón es una de las empresas españolas más emblemáticas en el sector de las energías renovables. Ubicada en Málaga desde 1981, se dedica a la fabricación de células y módulos fotovoltaicos y cuenta con una amplia trayectoria en el campo de la investigación tecnológica.

Su apuesta por la calidad y el medio ambiente se traduce, por ejemplo, en su adhesión al sistema de gestión ambiental EMAS y a la asociación europea PV-Cycle, que investiga y desarrolla sistemas de recogida y reciclado de sus módulos fotovoltaicos. Pero Isofotón tiene actualmente, como casi todas las empresas del sector, importantes problemas que afectan a su viabilidad. La sección sindical de FITEQA-CCOO ha elaborado un documento en el que hace un diagnóstico de los mismos y formula diversas propuestas que resumimos a continuación. Esperamos que otras secciones sindicales del sector se unan a este debate y entre todos podamos articular propuestas sólidas que ayuden a impulsar a un sector, el de las renovables, que tienen sin duda un gran futuro, pero un presente complicado.

Evolución del mercado fotovoltaico

Las energías renovables son imprescindibles para proporcionar a España energía limpia, autonomía energética y creación de empleo. Además, nuestro país está en condiciones de liderar el tren de las energías renovables a escala mundial. Pero ese liderazgo exige voluntad política e instrumentos jurídicos apropiados.

Sin embargo, pese a que el Gobierno español siempre ha manifestado públicamente su apoyo a las energías renovables, la nueva normativa deja al sector en una situación preocupante y de incertidumbre. Pese a que la disminución de la retribución del Real Decreto 1578/2008 es superior a un 25%, la nueva tarifa es asumible gracias a la constante reducción de costos y el esfuerzo de I+D+i que el sector está realizando. Pero esta normativa ha creado una gran incertidumbre al imponer cupos y limitando así el crecimiento del mercado a 500 MW anuales. Para entrar en este cupo hay un concurso, que se acoge a unos plazos determinados y que ni siquiera el propio Ministerio de Industria cumple a la hora de publicar los resultados. De esta manera, los proyectos que se encontraban en proyecto o ejecución están parados y los nuevos son casi inexistentes.

Y esta limitación supone una importante desventaja para la consolidación y el crecimiento de las empresas españolas del sector frente a otros países, como Alemania, que actualmente lidera el mercado, con empresas locales que disponen de un marco regulatorio estable y que les permite invertir y estar posicionadas a lo largo de la cadena de valor, alcanzando una competitividad superior. El modelo alemán contempla rebajas de las primas, pero en ningún caso fija límites al desarrollo de la energía solar.

imagen1

Otro problema para las empresas españolas, además de esa limitación, son los plazos de los pre-registros, pues desde que las instalaciones se inscriben hasta que se conoce su autorización pasan meses en los que no puede desarrollarse actividad alguna.

Otro problema importante es que no existe ningún control de calidad, ni homologación alguna sobre los productos a instalarse en España y que se acojan a las primas que estan contempladas en el decreto actual, lo que ha permitido que los productos fabricados fuera de Europa hayan perjudicado, gracias a unos precios y calidades inferiores, a los fabricados en España, con una repercusión directa en la reducción en volumen de ventas y, sobre todo, en márgenes comerciales de las empresas fabricantes españolas.

España se había convertido en una gran potencia en energía solar fotovoltaica y desde octubre de 2008 ha dejado de serlo. Nuestro país puede perder una oportunidad única de tener una industria sólida e integral como la que durante años se ha desarrollado en Isofotón, favorecida por importantes inversiones tanto en maquinaria como en procesos globales mejorados y altamente tecnificados, contando para su funcionamiento con un personal muy cualificado, con una gran experiencia y años de formación y con nuevos proyectos de futuro como era el de la alta concentración.

Propuesta para la revisión con carácter urgente del R.D. 1578/2008

La publicación del Real Decreto 1578 /2008 de retribución de la actividad de producción de energía eléctrica mediante tecnología solar fotovoltaica, ha generado una intensa preocupación acerca de las posibilidades de la consolidación y de crecimiento futuro del sector de las energías renovables.

imagen2

Consideramos que la conjunción de ciertos procedimientos administrativos incluidos en esta norma y la crisis financiera y económica que afecta a la econocentivando sustancialmente los proyectos de los que depende nuestra actividad, sumiendo al sector de las energías renovables en una crisis profunda y duradera, con destrucción de empleo altamente cualificado además de la disminución en la inversiones de I+D+i y el cierre de numerosas empresas vinculadas al sector. No podemos permitir que España, en un momento de recesión económica, pierda un sector puntero de nuestra economía al que además acompañan las mejores condiciones climáticas de Europa para la energía solar.

En el año 2007, cuando en España se instalaron 400 MW, tanto la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) como CCOO calcularon que el sector empleaba a 26.000 personas, pero en 2008 se instalaron aproximadamente 3.000 MW y según fuentes de ASIF se emplearon entre 40.000 y 50.000 personas. Sin embargo, en 2009 sólo se instalaron unos 40 MW. Así que desde septiembre de 2008 se han perdido entre 10.000 y 15.000 puestos de trabajo en el sector fotovoltaico. Poco a poco las plantillas se han reducido paulatinamente. Por ejemplo, en nuestra empresa, Isofotón, hace un año y medio había empleados cerca de 1.200 trabajadores y en la actualidad sólo hay 698.

Desde la sección sindical de Fiteqa- CCOO de Isofotón en Málaga, compuesta por trabajadores del sector fotovoltaico con una dilatada experiencia, nos vemos en la obligación de pedir una revisión de carácter urgente del R.D. 1578/2008 para salvar la continuidad de nuestra empresa y a su vez del sector fotovoltaico. Desde nuestro punto de vista, esta revisión debería contemplar los siguientes puntos:

  1. Agilidad y, sobre todo, simplificación, especialmente para plantas de menos de 100 kW, en los procedimientos administrativos, tanto de los cupos de preasignación de potencia como en el proceso lento, ineficiente y altamente burocratizado actual, que obliga a los fabricantes de módulos a la paralización forzosa por varios trimestres debido a los plazos prefijados de presentación de documentación. 
  2. Promover una normativa de homologación para las certificaciones de calidad de los productos instalados en nuestro país. Este cambio no se haría para cerrarle el camino a los módulos -sobre todo de Asia- sino para exigirles a estos los mismos certificados de calidad y homologación que cumplen nuestros productos. Según fuentes de ASIF más de 1000 MW. de los módulos instalados en el año 2008 habrá que sustituirlos en menos de 5 años por la falta de calidad. 
  3. Establecer la exigencia de un sello de certificado de reciclabilidad y reciclaje al final del periodo de vida del módulo. Isofotón es una de las empresas fundadoras de PV Cycle, la asociación europea que promueve el establecimiento de esta normativa.
  4. Promover un cambio sobre la visión de este sector. El mercado fotovoltaico se vende hoy día en nuestro país como un producto financiero. Creemos que deberíamos fijarnos más en el modelo alemán y, más recientemente, en el francés. Al promover las plantas pequeñas, favorece a los fabricantes nacionales por impulsar la energía fotovoltaica como un producto de ahorro dirigida a un amplio mercado de ciudadanos. Al disponer de un emplazamiento asociado a su propio consumo doméstico o de pequeñas industrias, por ejemplo un tejado, se le pueda ayudar con préstamos de bajo interés para colocar unos pocos kW en su tejado. Éstos, al cabo de unos años, se rentabilizan con el ahorro de energía eléctrica en su factura, así como por los kilovatios inyectados a la red eléctrica. A partir de que la instalación se amortiza, la inyección de energía eléctrica a la red le reportará un dinero adicional por todo el tiempo que mantenga esta instalación.

Sección Sindical de FITEQA-CCOO en Isofotón.

ÁREAS TEMÁTICAS

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.