Daphnia 44: Las mesas de diálogo social y el PNA

Las mesas de diálogo social y el PNA

En 2006 se constituyeron las mesas de diálogo social para el cumplimiento del Protocolo de Kioto y del Plan Nacional de Asignación.Una mesa general y ocho sectoriales –eléctrico, refino de combustibles, siderurgia y coquerías,cemento y cal,vidrio y fritas,cerámica,pasta y papel, transporte y construcción en 2007– debían servir como un espacio de reflexión entre el Gobierno y los interlocutores sociales para identificar de manera precisa y anticipada las consecuencias que pudieran derivarse del cumplimiento de Kioto en relación a la competitividad, el empleo y la cohesión social, entre otros aspectos.Un año después, los representantes de CCOO en las mesas opinan sobre los resultados obtenidos

Los derechos medioambientales, un importante reto para la acción del sindicato en el ámbito de las empresas y de los sectores productivos

 

Desde la perspectiva sectorial, el debate sindical medioambiental se aborda con un enfoque integral y de largo alcance, preservando en pie de igualdad objetivos enmarcados en el crecimiento económico, la cohesión social y el medio ambiente. En este sentido, en la Declaración para el Diálogo Social 2004, se establece: “La necesidad de diseñar políticas industriales y de medio ambiente que favorezcan inversiones de mayor nivel tecnológico, con medidas que contribuyan a evitar deslocalizaciones y reestructuraciones injustificadas”

Para CCOO, el modelo sostenible depende, sobre todo, del incremento sustancial de inversiones productivas de carácter tecnológico. Por ello, los compromisos derivados del Protocolo de Kioto (PK) y las obligaciones del Plan Nacional Asignación de derechos de emisión de gases de efecto invernadero (PNA) deben acompañarse de objetivos relacionados con la reducción de la dependencia energética; la salvaguarda de la competencia en los sectores industriales, mediante el refuerzo de las inversiones y de la productividad; la promoción de la innovación tecnológica; la mejora de la competitividad; el impulso hacia la equidad y la sostenibilidad; y la defensa de los derechos económicos y sociales de los trabajadores.

imagen1

En este marco, y como consecuencia la iniciativa sindical en el ámbito del diálogo social, la Ley 1/2005 contempla la constitución de mesas específicas de diálogo social para garantizar la participación de las organizaciones sindicales y empresariales en la elaboración y seguimiento del PNA. Por su parte, en el Real Decreto 202/2006 que desarrolla la indicada previsión legal las propuestas sindicales han dado contenido a las mesas de diálogo social, que se configuran como un espacio de reflexión de la Administración General del Estado y los interlocutores sociales.

Al mismo tiempo, se incorpora en las mesas sectoriales las funciones de observatorio, mediante el análisis y evaluación anticipada de las consecuencias sociales que puede tener el cumplimiento del PNA. Sobre todo, en relación con la competitividad, el empleo y la cohesión social, y la búsqueda de las correspondientes medidas correctoras, sin obviar las oportunidades que el proceso pueda representar para los sectores industriales afectados, mediante la incorporación de propuestas que favorezcan dichas oportunidades.

En cumplimiento de estos objetivos, CCOO manifestó en su día la necesidad de que se diera cobertura al funcionamiento de las actuales nueve mesas sectoriales creadas (eléctrico, refino de combustibles, siderurgia y coquerías, cemento y cal, vidrio y fritas, cerámica, pasta, papel y cartón, transporte y construcción).

El debate de la propuesta de CCOO en las mesas sectoriales ha marcado algunas referencias sectoriales sobre posibles indicadores a poner en práctica: empleo y evolución de sus principales variables (tamaño de las empresas, contratos, edad y sexo, despidos en provincias y CCAA); producción; inversiones medioambientales; emisiones asignadas y verificadas; intensidad de las emisiones; grado de cobertura de la asignación; importación y exportaciones; y referencias sectoriales europeas.

las secretarias de Salud Laboral y Medio Ambiente y la de Acción Sindical y Políticas Sectoriales se vienen realizando los dos últimos años, se han extraído algunas conclusiones y propuestas para desarrollar en el marco de la actividad sindical cotidiana en las empresas y los sectores, aprovechando el proceso abierto por las necesidades de reducción de las emisiones en los sectores industriales y las posibilidades que ofrece a la participación sindical:

  • Preservar el tejido industrial regional y el empleo que pudiera estar afectado por las medidas de reducción de emisiones.
  • Exigir información de todas las instalaciones afectadas por el PNA.
  • Influir para que las inversiones tengan en cuenta la necesidad de desarrollo tecnológico para reducir emisiones, tanto en consumo de energía como en mejoras de la actividad productiva.
  • Reivindicar en la negociación colectiva la participación en materia de medio ambiente (comisiones medioambientales y delegado o delegada medioambiental).

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.