Daphnia 21: Plan de fomento de las energías renovables

Plan de fomento de las energías renovables

Energías renovables.

En 1997 la Comisión Europea presentó el Libro Blanco para una Estrategia y un Plan de Acción Comunitarios, “Energía para el futuro: Fuentes de energías renovables”, en el que se planteaba duplicar el uso de estas fuentes energéticas para el año 2010 en el conjunto de la Unión Europea. En diciembre de 1999 el Gobierno Español aprobó un “Plan de Fomento de las Energías Renovables en España” para cumplir con dicho objetivo en nuestro ámbito.

En 1998 la contribución de las energías renovables al consumo total de energía primaria fue del 6´3%. De ellas, la biomasa (tanto eléctrica como térmica) supuso la mitad y la hidroeléctrica (incluida la de más de 10 MW) el 43%. Lo que quiere decir que el resto de las fuentes renovables -solar, eólica, geotérmica- tienen una presencia aún muy reducida.

En relación con la producción eléctrica, las energías renovables supusieron el 20´3%, aunque el porcentaje se reduce al 4´5% si excluimos a la hidráulica de más de 10 Megavatios. Es de destacar que la producción de electricidad a partir de energía eólica creció un 130% en 1998, pasando la potencia de 379 MW instalados en 1997 a 834 al siguiente año. La potencia instalada ha seguido creciendo hasta llegar a los 1.500 MW a finales de 1999.

OBJETIVOS DEL PLAN DE RENOVABLES

El Plan de Fomento de las Energías Renovables, elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se plantea que en año 2010 estas fuentes energéticas cubran el 12´3% del total de la demanda energética. Los objetivos de potencia a instalar o de producción en términos de energía primaria (Ktep) figuran en la tabla nº 1.

Si se cumplen las previsiones del Plan se estima que se podrían crear unos 45.000 empleos nuevos, la mayor parte de ellos en el sector agrícola para la producción de biocombustibles o en recogida de biomasa forestal, pero también en empresas de fabricación, instalación y producción de otras fuentes energéticas renovables.

BIOMASA

El mayor crecimiento previsto es el que corresponde a la biomasa, con un objetivo de incremento de 6 mill. de Toneladas Equivalentes de Petróleo (tep), de los cuales 0´9 corresponden a usos térmicos en los sectores de consumo final y 5´1 a generación de electricidad. La biomasa comprende el aprovechamiento energético de los residuos forestales, de los residuos agrícolas leñosos y herbáceos, de los residuos de industrias agroalimentarias y de la madera y, además, lo que se denomina “cultivos energéticos”.

Para fomentarla están previstas subvenciones para la inversión o para la explotación, a la producción de materia prima y al acondicionamiento energético de la misma (astillado, transporte...). También se establecen ayudas directas al combustible, además de la prima que tiene el Kwh producido, que este año es de 4´61 pts para la biomasa primaria y 4´26 para la secundaria.

CC.OO. ha transmitido al IDAE su opinión sobre la importancia que tiene articular el conjunto de voluntades sociales, económicas e institucionales que tienen que ponerse en marcha para un desarrollo efectivo de esta fuente energética que tiene una estrecha relación con el mundo rural y agrícola, con la gestión de los residuos en algunas industrias (madera, papel..) y con determinados ámbitos de la protección ambiental como la prevención de incendios forestales. Por ello son necesarias amplias campañas de información y difusión y el compromiso de las autoridades locales, así como de las medioambientales y agrícolas.

BIOCARBURANTES

Aunque es un ámbito en el que casi se parte de cero, entendemos que en el plazo de 10 años se debe hacer un esfuerzo mayor que el de las 500.000 tep previstas, ya que el sector transporte es el que presenta una tendencia mayor de emisiones de CO2. Habría que pensar en una mayor penetración de estos biocarburantes, especialmente del biodiesel, y abordar en profundidad el problema de los impuestos sobre los combustibles y dar una solución satisfactoria para los de origen renovable.

EÓLICA

No hay mucho que objetar a los casi 9.000 MW previstos para el 2010, que parece una cifra bastante razonable. Teniendo en cuenta el poco respeto de algunas empresas promotoras por los impactos de algunos parques y de algunas líneas de evacuación y la oposición local surgida en numerosas zonas, nos parece importante que la energía eólica se desarrolle de forma planificada desde el punto de vista territorial y medioambiental para evitar los mencionados conflictos.

SOLAR

Aunque el objetivo de 135 MW para el año 2010 puede parecer mucho en el estadio de desarrollo y costes actuales de la energía solar fotovoltaica y aunque se ha conseguido una retribución aceptable para el Kwh producido, es preciso un apoyo público mayor para desarrollarla, especialmente de las administraciones locales y autonómicas. Algo parecido podría decirse de la solar térmica, que es preciso incorporarla en las normativas de construcción y en los planes urbanísticos.

OTROS ASPECTOS

Reiteramos nuestra opinión de que la incineración de la basura no puede considerarse como energía renovable, puesto que los recursos y materiales contenidos en la misma de ninguna manera se renuevan, sino que se destruyen, generándose además contaminantes tóxicos que ocasionan un riesgo para la salud inaceptable. Por otra parte el aprovechamiento energético que produce incinerarlos es muy inferior al ahorro energético que se produciría si se reciclaran. Por todo ello no es razonable incentivar y subvencionar (55.000 Millones) unas instalaciones de producción de energía que destruyen recursos, fomentan el incremento de la producción de basura y confunden a la sociedad al tenerla en la misma consideración que las fuentes de energía realmente renovables.

El Plan de Fomento de las Energías Renovables es una buena oportunidad, por otra parte, para abrir el debate acerca de una ecotasa sobre las energías convencionales y sobre las cuantiosas ayudas y subvenciones públicas (2´5 billones/año según un estudio de la UNESCO y del Banco Mundial) que reciben las mismas.

«ENERGÍAS RENOVABLES» EN INTERNET

Con este título acaba de aparecer la primera revista en castellano sobre energías renovables de acceso libre en internet. La revista la han puesto en marcha periodistas especializados en información ambiental desde hace varios años e incluye noticias e informaciones de interés sobre energía solar, minihidraúlica, biomasa y eólica y, también, sobre ahorro y eficiencia energética. Su fuente de financiación es la publicidad. CC.OO., que participa en el Consejo Asesor de la revista, saluda esta iniciativa que contribuirá a difundir la información sobre las energías renovables.

La dirección de acceso a internet es: www.energiasrenovables-larevista.es 

 

imagen1

imagen2

imagen3

imagen4

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.