Daphnia 45: ISTAS toma el pulso al empleo en las renovables

ISTAS toma el pulso al empleo en las renovables

La apuesta por las energías renovables y por la descarbonización del modelo energético busca detener el calentamiento global, asegurar la soberanía y autosuficiencia y anticiparnos al agotamiento y encarecimiento del crudo. Necesitamos conocer el impacto que esta opción puede tener sobre el empleo neto al final de la transición, pero no existen todavía datos suficientemente contrastados del empleo asociado al lanzamiento de las energías renovables en España. Un estudio de ISTAS, con el apoyo del centro de investigación en renovables Cenifer de Navarra, aporta datos al respecto

En nuestros cálculos consideramos como empleo directo todo aquel necesario para desarrollar cada una de las instalaciones de producción renovable, es decir, desde la fabricación de componentes hasta la operación y mantenimiento, incluyendo el diseño, ingeniería, labores administrativas e instalación de la planta energética. Los nuevos puestos de trabajo creados pueden clasificarse según a qué parte del proceso productivo correspondan. Se han agrupado las diferentes partes del proceso productivo en dos categorías principales:

  • Operación y mantenimiento. Empleo necesario para llevar a cabo las labores de manejo y gestión de la planta. Estos puestos de trabajo permanecen constantes a lo largo de la vida útil de la planta energética. 
  • Construcción e instalación. Incluye el resto de puestos de trabajo necesarios para la ejecución de cada planta energética. El empleo creado de este subsector depende de la puesta en marcha de nuevas plantas, de modo que se mantendrá estable siempre que siga instalándose más energía renovable.

Se ha realizado una encuesta a más de 400 empresas del sector. Se aprecia un crecimiento del empleo en los últimos cinco años en dos de cada tres empresas entrevistadas, incluso uno fuerte en una de cada cinco.

Primeras conclusiones

  1. La mayor parte del empleo del sector se localiza en la construcción de nuevas explotaciones, la instalación y mantenimiento, seguida después por la fabricación de equipos.
  2. La subcontratación dificulta el conocimiento de los empleos creados. Los trabajos subcontratados requieren
    menor cualificación y se rigen por los criterios de los sectores en los que nominalmente se inscriben.
  3. El sector se está estabilizando en cuanto a los puestos de trabajo empleados en la construcción e instalación.
    A partir de ese momento pasan a primer plano los empleos de operación y mantenimiento, con requerimientos
    específicos de cualificación profesional.
  4. La mayor parte de las empresas analizadas del sector, casi el 80%, tienen una plantilla inferior a 50 trabajadores, aunque la existencia de un pequeño volumen de empresas de gran tamaño sitúa la media general en el conjunto de las empresas encuestadas en 87 trabajadores por empresa.
  5. Estimamos que el número de trabajadores en empresas del sector asciende en 2007 a 89.001 tanto en administración, comercialización y proyectos como en las labores de producción y explotación. De los cuales 67.000 se originan en construcción, fabricación, instalación, operación y mantenimiento y unos 22.000 en administración, comercialización y proyectos/ingeniería.
  6. En operación y mantenimiento hay 8.013 empleos y en las labores de construcción, instalación y otras 80.988 empleos.

 

Manuel Garí
daphnia@ccoo.es

imagen1

imagen2

imagen3

imagen4

imagen5

COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO

      

    Introduce el siguiente código captcha o uno nuevo.